La traducción necesaria para triunfar con tu empresa en el extranjero

Si quieres internacionalizar tu empresa lo primero que tienes que hacer es dirigirte a los distintos mercados usando el mismo lenguaje que hablan tus clientes. Eso es lo que hace Blarlo, ofrecer servicios de traducción profesional a empresas de todo tipo.

Equipo fundador de Blarlo
Blarlo

Cuando Carmelo Gayubo, Jorge Carabias y Óscar Martín decidieron unirse para montar un proyecto, se sentían fuertes para el desarrollo de cualquier cosa, dado que los tres procedían el mundo de la tecnología. Les faltaba averiguar dónde aplicar su conocimiento. Analizaron varios sectores y, al llegar al de la traducción, comprobaron dos cosas: que, a pesar a la crisis, el mercado de las traducciones venía creciendo un 10% cada año y, segundo, que había recorrido para optimizar el proceso.

Así es como se decantaron finalmente por esta industria y lanzaron, a comienzos de 2017, Blarlo , una solución ágil y sencilla que ofrece servicios de traducción profesional. A los tres minutos de que el cliente haya subido el texto que desea traducir a la plataforma, dispone de un presupuesto y, una vez aceptado, cinco minutos después, ya se ha puesto un profesional con él.

En total ofrecen 320 combinaciones de idiomas gracias a la colaboración de una red de más de 3.000 traductores de 90 países. Requisito imprescindible para integrarse en el equipo de freelancers es haber cursado los estudios reglados que dan acceso a la titulación. La otra condición es que los traductores solo trabajan en su propio idioma. No obstante, reconoce Carmelo Gayubo (CEO) que, para agilizar el trabajo, en muchos encargos se recurre a la automatización de la traducción aunque siempre es un profesional quien finalmente supervisa y ajusta el resultado.

El acceso a la plataforma y al uso de la tecnología de Blarlo es gratuito para los traductores. Son los clientes quienes pagan por servicio. Con los recurrentes suelen acordar tarifas personalizadas y facturarles a final de mes. Otra de las ventajas que ofrecen es la de devolver al cliente el documento traducido en el mismo formato en el que lo envía.

En cuanto al perfil de clientes, dicen tenerlos de todo tipo. Gran parte de ellos corresponden a ecommerce, pero también asegura Gayubo que reciben muchos encargos de empresas españolas de ingeniería, negocios de elearning y compañías de fuera que quieren instaurarse en el mercado español.

A día de hoy Blarlo cuenta con más de 200 clientes, mayoritariamente españoles, que es donde han puesto el esfuerzo inicial para darse a conocer. Como dato positivo destaca que el 40% de los clientes son recurrentes, hecho que les permitió cerrar el año pasado con una facturación aproximada de medio millón de euros. La previsión para el cierre de 2019 es duplicar dicha cantidad, como han hecho ya con la plantilla que ha pasado de 3 a 7 empleados. También se reservan para este año reforzar la internacionalización del negocio, sobre todo en el entorno europeo que acapara el 60% del mercado de la traducción a escala global.

Publicidad - Sigue leyendo debajo