Cement Design, la empresa que ha convertido el cemento en arte decorativo

Cuenta con delegaciones en más de 40 países y sus exportaciones suponen el 60% de sus ventas

image
Cement Design, con Carolina Valencia y Jorge Hernández (sentados, 3ª y 4º por la izda.).

Su seña de identidad es el cemento decorativo y su amplia gama de texturas. “Cement Design destaca por innovar de manera constante, ofreciendo una amplia gama de revestimientos ecológicos de cemento que adoptan múltiples formas y acabados. Su presencia va más allá de suelos y paredes. Nuestro cemento decorativo se aplica también sobre muebles, figuras e incluso, guitarras”, explica Carolina Valencia, fundadora, junto a Jorge Hernández, de esta empresa, que ya está presente en más de cuarenta países.

Moldeable

“Ofrecemos un producto totalmente natural e innovador en el mercado. El cemento es un material inerte al que nos propusimos darle vida y carácter propio, moldeándolo y dándole color, siempre buscando encajar nuestros trabajos en cualquier espacio, dando un toque especial y diferente. El resultado es una solución decorativa que puede aplicarse sobre cualquier tipo de superficie, sin necesidad de realizar grandes obras y con un espesor de 1-3 milímetros”, argumenta.

La innovación acompaña a Cement Design desde su nacimiento. “Comenzamos en el mercado de los revestimientos ofertando una gama de texturas totalmente novedosas y, desde entonces, incorporamos cada año nuevas referencias acordes a las tendencias e incluso, yendo más allá. Esto se ha traducido en una profunda diversificación del cemento decorativo. Hemos creado Cement Roll, nuestro material en formato de rollo cuya aplicación es similar al papel decorativo; PanelCret, aplicado sobre paneles, y Cement Home, la línea de objetos de decoración para el hogar, así como infinidad de texturas y materiales con el denominador común del cemento decorativo”, subraya Valencia.

En Cement Design, han apostado por desarrollar un producto sostenible con el entorno. “Ofrecemos grandes posibilidades a la hora de personalizar el producto. Nuestros materiales adoptan un amplio abanico de texturas con una carta de colores de más de 120 referencias. Somos capaces de crear cualquier revestimiento imaginable. Además, desde LAB+ART, nuestro laboratorio de creación artística e investigación, damos un paso más allá desde el cemento decorativo y su orientación hacia el arte colaborando con reconocidos artistas como dEmo, Felipao o Michelle Urtecho, entre otros”.

Diferentes mercados

Los dos socios empezaron en las reformas tipo loft de alto standing, en las que siempre utilizaban cemento decorativo. “Tras varios años trabajando en el sector, decidimos potenciar nuestra propia marca con una visión internacional y una producción cien por cien española”.

Empezaron por Barcelona y, después, Valencia, Sevilla y Galicia. Y posteriormente, saltaron al extranjero. Cement Design, con un equipo de 65 empleados y más de 500 empleados indirectos, cuenta con 40 puntos de venta en España y 60 en todo el mundo, tiene delegaciones en más de 40 países y sus exportaciones suponen el 60% de sus ventas, a partes iguales entre la Unión Europea y Latinoamérica.

Precisamente, el pasado mes de febrero la compañía inauguró un concept store en Valladolid, como punto de encuentro para interioristas, arquitectos y amantes del diseño en general de Castilla y León.

"Nuestros concept store son el marco ideal para la concepción de proyectos de arquitectura y decoración con el denominador común del cemento decorativo. Se tratan de un amplio escaparate de productos en más de 50 texturas (cementosa, metálica, pétrea, textil, etc.), 120 colores personalizables y un extenso abanico de acabados y agregados. Este nuevo concept store se une al de otras ciudades como Madrid, Barcelona, Bogotá, Ciudad de México, Santiago de Chile o Seúl que forman parte de la red de puntos de venta de la compañía".

Inversión en formación

"El cemento decorativo es una solución relativamente nueva y una de sus peculiaridades es su perfil artesanal ya que se aplica manualmente con la simple ayuda de una llana. Esto lo convierte en un material totalmente único e irrepetible y, de la misma forma, el arte de aplicarlo es una técnica que requiere rigurosidad y esmero. La formación del equipo técnico fue una de las tareas más laboriosas en los inicios. Por ello, creamos un centro de capacitación propio para formar en la aplicación artesanal a profesionales del cemento decorativo. Nos requirió mucho tiempo y esfuerzo, pero nos sentimos muy orgullosos por las aportaciones al sector. Movilizamos una inversión inicial para desarrollar la idea de negocio y constituir la empresa de unos 200.000 euros, entre recursos propios y préstamos bancarios. Desde el principio, hemos apostado por una inversión constante en formación, así como en tecnología para mantenernos activos en el mercado", subraya Valencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo