Un ejemplo de que los emprendedores forzosos también triunfan

Hace 20 años que Oscar Mesa fundó Qualitecfarma para dar soporte a la industria farmacéutica. Emprendió porque se quedó en el paro, pero ahora se siente orgulloso de los 25 empleados cualificados que trabajan con él y de lo que ha conseguido.

image
Javier Casero Losa

Oscar Mesa es de los que, en lugar de derrumbarse ante un despido, se viene arriba y crea su propia empresa. También es cierto que el estirón lo dio a la edad de 28 años, sin compromisos ni cargas familiares, pero no se libró de tener que regresar a casa de sus padres. Aquí tuvo que escuchar durante un tiempo frases como: “¿pero se puede saber qué haces ahí, encerrado todo el día, en lugar de estar buscando trabajo en la calle?”

Lo que Oscar Mesa hacía en su habitación era diseñar lo que sería su propia empresa y redactar el plan de negocio, tarea quee le llevó seis meses. Licenciado en Farmacia, decidió apostar por este sector que era también el único en el que acumulaba experiencia laboral. El resultado fue el nacimiento de Qualitecfarma, una empresa con la que quería dar soporte a la industria farmacéutica y afines en el proceso de desarrollo de medicamentos y toda su cadena de valor.

Mientras encarrilaba el proyecto, Oscar Mesa se dedicó a traducir prospectos para obtener algún ingreso y a buscar clientes. Consiguió una ayuda de Aval Madrid de, todavía entonces, 1 millón de pesetas que destinó a la compra de un ordenador, una impresora, pagar al profesional que le hizo el logotipo y constituir la empresa. “No me dio para más”, dice, “pero conseguí facturar 15.000€.

La industria

Pero, para entender el trabajo que realizan en Qualitecfarma conviene entender primero cómo funciona esta industria. Cuenta Oscar Mesa que, a grandes rasgos, existen tres categorías de medicamentos: los que se conocen como OTC que son aquellos que están tan experimentados que puedes publicitarse y no requieren de prescripción médica para su consumo, los genéricos, que presentan la misma composición y principios activos que otro medicamento original ya en el mercado y los innovadores, que son aquellos que realmente aportan un nuevo valor real.

Desde que se concibe un medicamento innovador hasta que sale al mercado, el tiempo medio que transcurre es de 15 años, con una inversión aproximada de 1.500M de euros para su desarrollo. El problema es que, de cada 10 fármacos nuevos que se investigan, al final solo 3 llegan al mercado después de haber superado un largo proceso de evaluación y cumplir con los requisitos legales en materia de calidad, seguridad y eficacia.

La única manera de garantizar dichos requisitos a mediante ensayos clínicos que empiezan por animales antes de trasladar las pruebas a los humanos, sanos y enfermos. A esto es a lo que se dedica, principalmente, Qualitecfarma, a la puesta en marcha de todos los protocolos y actuaciones necesarias para que la autoridad sanitarias de luz verde al lanzamiento de un nuevo medicamento. Se encargan, además, de documentar todo el ciclo de vida del medicamento desde las etapas de desarrollo hasta lo que llaman postmarketing o comercialización.

Funcionan como una empresa de asesoría, si bien, en el campo de la investigación clínica, son responsables de la puesta en marcha de los planes de desarrollo clínico en ensayos en humanos, de la fase I a la III.

25 empleados y 2M de facturación

De los cerca de 500 laboratorios farmacéuticos registrados en España, asegura Oscar Mesa haber trabajado con todos, aunque sea de forma puntual. No obstante, la mayor parte de la facturación procede de mercados extranjeros, sobre todo europeos, con un 70% del negocio centrado en la investigación clínica. El resto de la actividad se reparten entre las áreas de asuntos regulatorios y farmacovigilancia.

Hoy, veinte años después, poco tiene que ver la situación de la empresa. Igual no se ha cumplido todo conforme a los previsto en aquel plan de negocio que le llevó a Oscar Mesas seis meses, pero está al frente de una compañía que emplea ya a 25 profesionales cualificado y que está próxima a facturar los 2M de euros. Su objetivo para 2019 es seguir creciendo a todos los niveles, tanto en cuanto a facturación y personal como a la calidad de los servicios que ofrece. En este sentido, la empresa acaba de firmar una declaración de intenciones con la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) en la que se comprometen a promover y potenciar actividades de investigación, desarrollo e innovación en el marco del Programa de Retos de Innovación de alto impacto social UAM- QualitecFarma de investigación clínica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo