El problema de ser pionero en España con algo que aún no se ha probado en Europa

Cuando François Derbaix saltó del emprendimiento a hacerse business angel, se dio cuenta de que en España es fácil invertir en empresas pero complicado desinvertir mientras no se produzca un exit. Fue entonces cuando se animó a crear una gestora que proporciona liquidez adicional a sus inversores que ha tardado cuatro años en ver la luz.

Ramón Blanco, CEO de Bewater Funds
AnnaisPascual

Bewater Funds es un fondo de inversión colectiva que facilita a los inversores recuperar el capital sin mucho aspaviento antes de que se venda la empresa. A la vez ayuda a las startups en progreso a deshacerse de socios minoritarios y mantener la liquidez. Pero, igual habría que explicar antes la historia de Bewater Funds y el motivo por el que se creó.

El problema lo detectó François Derbaix, emprendedor curtido en internet y padre o cofundador de Toprural, Rentalia, SoySuper y, ahora, Indexa Capital y Bewater Funds. Como muchos otros emprendedores de éxito, el paso siguiente fue hacerse business angel y aportar conocimiento y capital a otras startups. Fue en esta nueva faceta cuando se dio cuenta de lo fácil que era invertir en España en comparación con lo complicado que resultaba recuperar ese dinero en un momento de apuro hasta no producirse el exit de la compañía.

Cierto que existe la posibilidad de vender las participaciones a otros socios del accionariado rigiéndose por el derecho de adquisición preferente y tras iniciar una serie de trámites y solicitudes que suelen culminar con una valoración a la baja de esa participación, entre el 25 y el 50% sobre el precio de mercado. A Derbaix le parecía que tenía que haber algo que solucionase ese problema y facilitara una desinversión sin salir perjudicado y sin necesidad de esperar a vender toda la empresa. Indagó y vio que no había nada que solucionase el problema, ni en España ni en Europa. Si encontró, sin embargo, referentes en el mercado estadounidense y decidió inspirarse en ellos para crear en España un instrumento que incentivase la inversión y facilitara la ventas parciales. Es decir, un vehículo para fomentar las transacciones en el mercado y dar salida a los inversores.

El problema era que Derbaix sabía mucho de internet y emprendimiento, pero carecía de conocimientos del mercado financiero. Ello le lleva a buscar socios que compensasen su carencia y, preguntando, es como identifica a Unai Ansejo, doctor y experto en Finanzas Cuantitativas, y a Ramón Blanco, fundador del banco Selftrade y, entre otras cosas, también inversor en startups.

Así es como coinciden los tres socios para fundar Bewater Funds con el propósito de fomentar la compraventa de acciones de empresas no cotizadas. La idea es crear Fondos de Inversión Colectiva de tipo cerrado que es el que se encarga de comprar las participaciones en nombre del inversor y que, según Ramón Blanco, CEO de Bewater Funds, devuelve a los inversores “los derechos económicos de las participaciones en las empresas”. Lanzaron la página web para inversores profesionales y en poco tiempo cerraron las dos primeras transacciones. No pudieron avanzar mucho más porque pronto fueron requeridos por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para explicar los entresijos de algo tan novedoso.

Ante este panorama, los socios decidieron paralizar el proyecto hasta recibir el visto bueno del regulador, algo que no sucedería hasta cuatro años después. “El itinerario habitual que siguen las cosas reguladas es que, primero, suceden en Estados Unidos, de aquí saltan a Reino Unido, de Inglaterra llegan a Europa continental y, de aquí, tras ser probado sobre todo en Francia y Alemania, desembarcan en España. Lo que pasó con Bewater Funds es que pasó directamente de Estados Unidos a España. De aquí tantas dudas y la dilación hasta ser aprobado”, explica Blanco.

Así es como un proyecto, concebido originalmente en 2014, no pudo arrancar hasta abril de 2018. Menos mal que los socios fundadores, como vieron que eso iba para largo, se dedicaron mientras tanto a poner en marcha otro proyecto: Indexa Capital, esta para inversores no profesionales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo