4 startups que dieron una vuelta de tuerca a sus proyectos para ser innovadores en sus respectivos mercados

Desde un portal de empleo o un estudio de producción de bandas sonoras hasta un ‘marketplace’ para artesanos

Innovative female entrepreneur examining glass cube prototype
Hoxton/Tom MertonGetty Images

Estas cuatro empresas han sabido darle una vuelta de tuerca más para ofrecer un valor añadido en sus respectivos mercados.

Hiwook

El portal de ofertas de empleo en el que el candidato no expone su currículum

"Somos el único portal de empleo que proporciona igualdad de oportunidades de acceso al empleo, independientemente de género, edad y procedencia, ya que nuestro registro es anónimo y prescindimos del currículum”, explica María Gutiérrez, fundadora de Hiwook.

Esta emprendedora, que participó en la creación de la startup Citibox, había creado una empresa de formación online y quería ampliar los servicios a otras áreas, para proporcionar esa igualdad de oportunidades. A ese proceso se fueron sumando diferentes profesionales e inversores del ámbito de la tecnología y los recursos humanos.

“Las innovaciones que aportamos son varias. Además de asegurar esa igualdad de oportunidades de acceso al trabajo, somos capaces de detectar talento oculto, es decir, el de aquellas personas que pueden hacer un trabajo de forma excelente, pero que no tienen la formación académica que lo acredite. Los candidatos que superan las pruebas de evaluación requeridas en la oferta van directamente a fase de entrevista con la empresa que está reclutando", señala Gutiérrez, que ha invertido junto a sus socios algo más de 30.000 euros.

Hiwook proporciona acceso a formación gratuita, de pago y de otro tipo, y a medida, según el tipo de competencias de la persona y su nivel. "Permitimos que los candidatos sepan qué es lo que pide cada empresa. Los salarios de las ofertas de empleo siempre están publicados. Y los que han pasado a la entrevista cuentan en la plataforma cómo les ha tratado esa compañía”.


MiiZ vr music Studio

Estudio de producción de bandas sonoras con experiencias virtuales

Se mueven en la música como dos peces en el agua. Ariadna Castellanos es músico profesional, ha tocado en los festivales más importantes de jazz, ha grabado dos discos con Universal –uno de ellos recibió una nominación a los Grammy latinos–, consiguió una beca presidential de Berklee College of Music y ha grabado con numerosos artistas. Y Jorge Barrallo es DJ profesional y profesor de producción electrónica en varias de escuelas.

Y juntos decidieron poner en marcha MiiZ, un estudio de música dedicado exclusivamente a la producción musical de bandas sonoras originales para realidad virtual (VR), realidad aumentada (AR), mix reality experiences y videojuegos. Su objetivo es explorar las múltiples posibilidades que la música puede aportar a las experiencias virtuales.

“La composición de bandas sonoras para películas es lineal. En los videojuegos es más dinámico, al tener cada escena una música acompañando cada momento del juego. Sin embargo, en los juegos de VR aún no se ha conseguido el nivel de sincronización música-acción que ocurre en una banda sonora de una película, donde la música acompaña a cada acción, amplificándola. Nuestro objetivo es llegar a ese nivel de sincronización, pero en una experiencia de VR, para que la banda sonora vaya cambiando según las acciones y eventos que ocurren dentro de él, aumentando así el impacto emocional de la experiencia inmersiva”, detalla Castellanos.

Por ahora, llevan dos proyectos en marcha. El primero, la campaña-videojuego de VR para PlayStation, que han estrenado hace unos meses en EEUU. “Y el segundo será el primer parque de atracciones de realidad virtual de España”.


Doofinder

Buscador para ‘web’ y ‘ecommerce’ basado en tecnología predictiva

A diferencia de otras empresas, incluso de su principal competidor –la francesa Algolia, que ya lleva dos–, la española Doofinder puede presumir de no haber buscado ninguna ronda de inversión hasta ahora y se ha ido financiando solo con recursos propios.

Y eso no le ha impedido estar ya presente en España, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Italia y Suecia. “Tenemos clientes por todas partes del mundo y sólo el 15% de nuestra facturación proviene de España”, asegura José Romero, director de marketing de la compañía.

Doofinder, puesta en marcha por Enrique Martínez e Iván Navas, quería ser una web de ayuda y se ha convertido en un algoritmo de búsqueda que ayuda a organizar y encontrar fácilmente el contenido y/o producto dentro de un site o ecommerce.

“Antes de lanzar ese proyecto –dice Romero–, los fundadores estuvieron un año en San Francisco para conocer tendencias tecnológicas. Tras ese período, enfocaron su negocio en el motor de búsqueda, hoy número uno en Europa en el segmento de ecommerce, y con un campo muy grande para crecer en el segmento de webs corporativas, donde la herramienta funciona perfectamente”.

Según Romero, lo que empezó como un algoritmo de búsqueda, enfocado en contenido, “ha evolucionado a herramienta de marketing y predicción. Ademas de encontrar lo que se busca, ayuda a promocionar productos para dar salida al stock, a manejar errores ortográficos en diferentes idiomas..., y todo en milisegundos”.


Imaginattio

‘Marketplace’ para que artesanos y artistas vendan sus creaciones en todo el mundo

Aficionado a la artesanía y a la ilustración, Unai Martínez de Soria aprovechó su estancia en Chile donde trabajaba para visitar en sus ratos libres ferias urbanas y exposiciones.

“En encuentros con artesanos y artistas, me transmitieron que acudir a este tipo de mercados locales era la única manera de lograr su supervivencia, ya que hacerse un hueco en el mercado online era una odisea: crear una web y una marca conllevaba un coste y una dedicación importante para ellos y, por otro lado, acudir a grandes canales de venta como los marketplace les suponía un perjuicio, ya que la mayoría albergaba productos poco transformados, de menor calidad y más baratos”.

Estas ideas las compartió con sus amigos Oskar Conde, Agustín Gil y Miguel G. Monera, y juntos decidieron investigar el mercado español y europeo, “para comprobar si existía paralelismo con la realidad chilena. Los resultados fueron muy positivos y decidimos hacer un plan de negocio serio, para contrastar nuestras hipótesis y estudiar su viabilidad”.

Para esto, se apoyaron en Inguralde, empresa pública que impulsa el emprendimiento y la innovación en el ayuntamiento de Barakaldo.

En abril de 2017, con una inversión de 20.000 euros, nació Imaginattio. “Desde entonces, y hasta la apertura del portal en castellano, en julio de 2018, tuvimos muchas reuniones con artesanos y artistas para ajustar las herramientas que tendría nuestra plataforma”. En este punto, se une al equipo Iker Martínez de Soria.

Imaginattio es un marketplace de productos de autor, donde artesanos y artistas cuentan con herramientas de venta y promoción. “Además, pueden tener un estudio personal e interactivo con sus clientes, similar a una web, donde desarrollar su marca y que garantiza la autenticidad de sus productos. Y al cliente final le ofrecemos un abanico de productos que pueden comprar desde cualquier parte del mundo con total seguridad”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo