La farmacéutica española que triunfa en el mercado chino

Entre sus previsiones, superar la barrera de los 50 millones de dólares de facturación y salir a Bolsa

image
Robert Braithwaite, cofundador de Luqa Pharmaceuticals.

Hace más de una década, Robert Braithwaite, nacido en España de padre inglés, trabajaba en China para la farmacéutica española Almirall.

Llegado el momento de volver a Barcelona –ciudad en la que había nacido–, para proseguir su carrera, apostó por quedarse en Shanghái, donde había formado su familia, y probar suerte con un proyecto empresarial personal.

Nueve años después, su empresa Luqa Pharmaceuticals está en el top de las 10 compañías farmacéuticas que más crecen en China, ha registrado más de 30 productos en este mercado y prevé superar la barrera de los 50 millones de dólares este 2019; lejos de los 3 millones de dólares que facturó hace tan sólo 3 años.

Para aprovechar este impulso y consolidar su crecimiento, Luqa Pharmaceuticals se prepara para salir a Bolsa en el país asiático en un par de años, convirtiéndose en la primera empresa fundada por un español que lo conseguiría.

Según Braithwaite, la fórmula para alcanzar el éxito ha sido encontrar productos o tecnologías innovadoras y saber adaptarlos a las características del mercado chino.

“Nos consideramos creadores de nuevos tratamientos médicos o de marcas médicas. Lanzamos productos al mercado, los posicionamos y construimos una marca con sabor local, pero calidad global y les ayudamos a crecer. Buscamos las mejores joyas en bruto en Europa, las pulimos y las adaptamos a las necesidades del mercado chino, tanto las del médico como las del paciente. En España hay grandes empresas con tecnologías muy innovadoras y con una vocación al partnering con socios locales que nosotros les ofrecemos”, explica.

Alianzas estratégicas

Almirall, Ferrer o Mesoestetic son algunas de las compañías que han confiado en Luqa Pharmaceuticals para entrar en el mercado chino. Gracias a acuerdos de colaboración con estas multinacionales, la compañía actualmente comercializa sus productos en allí.

El primer socio estratégico en confiar Luqa Pharmaceuticals fue Laboratorios Salvat, para lanzar el medicamento antifúngico Ebernet en 2011. También tuvo una participación accionarial a través de la sociedad patrimonial de la familia Peris, propietaria de Salvat.

Dos años más tarde, llego el primer lanzamiento comercial en el mercado chino con el tratamiento para cicatrices Strataderm. “Analizamos las necesidades del mercado y en un estudio que hicimos vimos que el 50% de los partos en China son con cesárea, pero casi en el 80% de estas intervenciones no se tratan después las cicatrices.”

Después llegaron otras innovaciones y creaciones de mercado como la escleroterapia para el tratamiento de las varices, o la cruzada actual que Luqa está llevando a cabo junto a Mesoestetic para educar y formar al mercado chino sobre la mesoterapia en la medicina estética.

Rondas de financiación

En un mercado tan complejo como el chino, Luqa Pharmaceuticals ha captado la atención de fondos de inversión asiáticos. Tanto es así que la compañía cerró dos rondas de financiación por un valor conjunto de 30 millones de dólares. En 2015, con el fondo Morningside Ventures, uno de los fondos pioneros en el mercado chino, y en 2018, con Cenova y Delos, fondos de capital riesgo en China, centrados en el campo de la medicina y los servicios de salud.

Esta nueva aportación de capital ha servido para la expansión comercial de Luqa Pharmaceuticals y para continuar lanzando al mercado nuevos productos. En 2017, Luqa adquirió a su compatriota local, Arista, una operación que acelero el crecimiento de la empresa.

Líneas de negocio

Luqa Pharmaceuticals tiene 3 áreas operativas. La médica, que comercializa fármacos de prescripción médica a través de hospitales y consultorios; la médico-estética, que proporciona tratamientos a clínicas de estética y dermatología, y la DTC o directo al consumidor, que vende al cliente final a través del canal online o farmacias.

La empresa cofundada por Braithwaite ha hecho una gran apuesta por la promoción y formación médica, con presencia en hospitales, consultorios médicos y clínicas, y por la formación e investigación, además de asentarse como un referente en el nuevo canal del ecommerce.

La compañía ha puesto en marcha la Luqa Academy, una plataforma académica para promover y compartir el conocimiento de innovaciones médicas y el tratamiento a través de la investigación, la educación y la práctica clínica. Cada año realiza más de 200 cursos de formación a médicos chinos en eventos, congresos y en los encuentros más relevantes del sector. “Los profesionales médicos asiáticos, en especial, los chinos, tienen mucho interés en conocer y aprender lo que se hace en países occidentales como España. Por ello, además de realizar acciones formativas en China, organizamos cada año visitas de profesionales a España para que se formen en las técnicas más avanzadas en medicina estética y dermatología”, señala Braithwaite.

Publicidad - Sigue leyendo debajo