Querían proteger el patrimonio y acabaron lanzando el ‘boli del dolor’

UPintelligence es una startup asturiana que pone las tecnologías más punteras al servicio de la creatividad. Empezaron orientando sus soluciones a la conservación del patrimonio y ahora acaban de presentar un sensor para la monitorización del dolor.

image
UPintelligence

A los Óscar de UPintelligence no hay nada que se les ponga por delante. Especializados en tecnología 4.0, Óscar Cosido y Óscar Ruiz, los dos fundadores, aplican lo que ellos consideran las tecnologías básicas: Impresión 3D, Realidad Virtual, Realidad Aumentada, el IoT y electrónica, a la búsqueda de soluciones creativas.

Iniciaron sus aplicaciones orientándose a la conservación del Patrimonio, un tema de interesa a muchos pero en el que invierten pocos. El panorama, poco propicio para el progreso de una startup, les llevó a cambiar de sector y dirigirse a entornos industriales y ahora, casi sin darse cuenta, están trabajando para el sector de la biomedicina.

Dentro de estos campos han desarrollado un algoritmo capaz de predecir el consumo de energía a las compañías distribuidoras; una cerradura inteligente que avisa de la manipulación en puertas y puntos de acceso; una solución para proteger el derrumbe de edificios en caso de catástrofe o terremotos y, lo último, un lápiz para medir el dolor.

En un evento organizado por Gijón Impulsa al que asistieron como invitados se enteraron del problema que tenían los médicos para medir la eficacia de los tratamientos prescritos para paliar el dolor de sus pacientes. Les extrañó que no existiese nada y se pusieron manos a la obra.

El resultado es el lápiz del dolor que consiste en un dispositivo digital con diversos sensores que se va desplazando por el cuerpo del paciente hasta crear un mapa de todo su cuerpo en el que se reflejan los puntos más sensibles y los campos donde se intensifica el dolor. No quieren dar demasiadas pistas porque el prototipo no está aún patentado ni se han realizado las pruebas de validación para su uso médico.

En cualquier caso, el principal mercado para las soluciones de UPintelligence continúa siendo Italia donde se encargan, sobre todo, de vigilar el patrimonio artístico y razón por la que tienen abiertas dos sedes allí. La startup se alzó también con el premio a la Mejor Empresa Cultural y Creativa en la última edición de los Premios Impulsa 2019.

Publicidad - Sigue leyendo debajo