Con esta startup podrás cobrar a las empresas que usen tus datos personales

Gracias al blockchain, GeoDB pone en el bolsillo del consumidor lo que vale su localización, lo que compra, lo que mira en Internet...

image
NurPhoto

GeoDB ha desarrollado un modelo de negocio que combina Big Data y blockchain con el que se propone que los usuarios cobremos por los datos personales que utilizan las empresas para su propio beneficio. Sí, has leído bien. Si ahora son empresas intermediarias las que se lucran de nuestros datos, con este tipo de propuestas estos negocios desaparecerían y sería el propio consumidor, propietario de sus datos, quien cobraría directamente a las empresas.

“El mercado de Big Data a nivel global es inmenso. Digamos que hay como dos partes. Por un lado, el mercado de datos orientado a advertising, que es lo que hacen Facebook, Google, Yahoo… Conocer al usuario para clasificarlo y luego vender esa información a los anunciantes para reimpactarles. Y luego hay otro grupo que tiene más que ver con temas estadísticos, de consultoría, con análisis de información que las empresas pueden utilizar para tomar decisiones estratégicas y de negocio y que no tienen nada que ver con reimpactar a los usuarios. Ahí es donde está nuestro negocio”, explica Luis Gelado, CEO de GeoDB.

¿Qué aporta blockchain a este BigData?

“La posibilidad de democratizar esos datos. Eliminamos los intermediarios que hay ahora entre los consumidores y las empresas que compran sus datos, intermediarios que generan fricción y encarecen el proceso. Y, sobre todo, que a día de hoy a los usuarios no se nos está teniendo en cuenta. Nosotros vamos a retribuir al usuario de forma directa y en origen por el simple hecho de poner a disposición del ecosistema información. Información del uso de los terminales, de la localización, de la señal de intensidad de telefonía móvil, de qué marca de móvil tienen… pero nunca información que permita reimpactar al usuario, como puedan ser direcciones postales o nombres. Hay muchísima demanda en el mundo de compra de datos que una vez agregados tienen mucho valor para entender al final cómo nos comportamos los usuarios”, continúa Gelado.

En definitiva, “se trata de facilitar la operativa a las empresas grandes que ya participaban, dar acceso a empresas de pequeño y mediano tamaño, porque el coste asociado a lo que vas a poder acceder es mucho menor que en el mercado tradicional, y al mismo tiempo democratizar el mercado metiendo al usuario en la ecuación. De esta forma, no sólo damos acceso a datos, sino también a servicios, para que todo ese ecosistema sea mucho más accesible para empresas de cualquier tamaño. Es decir, que un emprendedor que quiera tomar este tipo de decisiones por un precio mucho menor pueda acceder a un nivel avanzado de análisis y de comprensión del mercado”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo