Neboola: El 'ecommerce' que ha vendido más de un millón de lentillas en muy pocos meses

Tiene previsto facturar unos 5 millones de euros y ha empezado a vender vitaminas personalizadas

image
Los fundadores de Neboola: Daniel Marcos y Enrique de Mateo.

Todo es vertiginoso en la startup Neboola. Enrique de Mateo y Daniel Marcos han conseguido, en menos de un año, pasar de ser dos personas trabajando desde casa a tener un equipo de 35 empleados, de levantar una ronda de 3,5 millones de euros, de lanzar una marca de lentillas y otra de vitaminas y complementos alimenticios personalizados, escalar el modelo para operar en 5 países europeos (además de España, Portugal, Francia, Italia y Alemania) y preparar el salto a Latinoamérica. Y despeinándose muy poco.

“Nuestra primera marca se lanzó en pruebas durante el mes de mayo de 2018. Los primeros tres meses estuvimos testando el modelo para, posteriormente, comenzar con el escalado una vez habíamos comprobado que había suficiente tracción en el mercado. Desde entonces hasta finales de 2018, vendimos más de 1 millón de lentillas y superamos los primeros 500.000 euros de facturación. Y nuestro objetivo durante este año es sobrepasar los 5 millones de euros de facturación, mediante el escalado internacional de Loopas y Vitoo y el lanzamiento de nuevas marcas para nuestro portfolio”, asegura Marcos.

Nuevos consumidores

Los dos socios se conocieron a través de un amigo en común y emprendieron juntos un proyecto para asesorar y ayudar a grandes empresas españolas y europeas a montar nuevos negocios digitales a través del intraemprendimiento.

“Esa empresa fue bien y la vendimos hace unos dos años. Durante esa etapa, nos dimos cuenta que las grandes empresas de consumo están muy lejos de entender cuáles son las necesidades que tienen sus clientes y de poder adaptar sus productos y servicios al nuevo consumidor moderno, que es 100% digital”, recuerda Marcos, y decidieron enfocarse en la producción de productos digitales directos al consumidor, “encontrando oportunidades de negocio en aquellos productos que utilizan largas líneas de intermediación. Neboola las elimina”.

El objetivo de estos emprendedores es conseguir que “muchas personas que, bien por falta de capacidad económica o de hábito, no utilizan ciertos productos de cuidado personal y consumer health que harían su vida mejor, puedan hacerlo a partir de ahora. Existen en nuestro sector muchos productos que siguen utilizando canales de distribución tradicionales muy intermediados y cuyos principales players han dado por completo la espalda a los consumidores actuales y no han adaptado las experiencias a las exigencias del consumidor moderno. Con Neboola, queremos ofrecer al mercado productos de una alta calidad, a una fracción del coste de los canales tradicionales y con una experiencia de usuario adaptada a sus hábitos actuales”.

Nuevas líneas de negocio

Empezaron por las lentillas. "Con nuestra marca Loopas, buscamos ofrecer lentillas diarias de muy alta calidad a un precio asequible y con una experiencia completamente diferente a los canales tradicionales". Y después, Vitoo, "las primeras vitaminas personalizadas y ajustadas a las necesidades de cada persona. Tras un cuestionario sobre el estilo de vida, hábitos y necesidades específicas de cada uno, se proponen los productos más adecuados para sus particularidades. Está previsto que, a lo largo de este año, lancemos un tercer producto", afirma Marcos, que ha invertido junto a su socio unos dos millones de euros.

"En Neboola tenemos la ambición y el sueño de convertirnos en un Johnson&Johnson o un Procter&Gamble de los digital natives en el sector de consumer health. Nuestra diferenciación radica, por un lado, en tener un enfoque de marca 100% nativa digital. Por otro, en desintermediar los canales tradicionales de distribución. También en crear nuevas e innovadoras experiencias de usuario adaptadas al cliente moderno y, en cuarto lugar, en tener un vínculo de comunicación directo y activo con nuestros clientes".

Publicidad - Sigue leyendo debajo