Iristrace: El 'SaaS' para hacer auditorías de calidad y seguridad que se usa en todo el mundo menos en la Antártida

Forma parte de nuestra cuarta 'Lista Emprendedores', con las startups españolas más innovadoras

image
Joaquín Sanz (2º por la izda., 2ª fila), César Mariel y André Kingham (1º y 2º en el centro, respectivamente).

Acción-reacción. Así es cómo se fue gestando la idea de Iristrace, compañía que cuenta con más de 70 clientes de Países Bajos, Austria, Suiza, España, EEUU, Colombia, México o Perú, “aunque nuestra aplicación está siendo usada en todos los continentes salvo en la Antártida”, asegura César Mariel, fundador, junto a Joaquín Sanz y André Kingham, de esta startup, que es una de las 50 empresas españolas que forman parte de nuestra cuarta 'Lista Emprendedores'.

Los inicios

“La idea surge de mi propia experiencia empresarial. Mi anterior empresa adquirió las tiendas de un competidor y pasamos de tener 7 locales a 27; una fusión empresarial dura por la gran diferencia de las marcas y por la cantidad de incidencias que debíamos solucionar y que quedaban registradas en papeles o en llamadas de teléfono, con la sensación de ir apagando fuegos: desde los controles de seguridad alimentaria que marca la ley, pasando por controles diarios de producto, estado de las instalaciones, cuidado de la marca, así como las visitas de nuestras áreas managers, que tenían que ir recopilando todo lo que veían en cada local e intentar realizar un informe (algo engorroso) lo más pronto posible”, recuerda Mariel.

Con la llegada de los dispositivos móviles, “vimos la oportunidad de que todos estos procesos pudieran ser recogidos por cualquier persona, de una manera sencilla, aumentando la productividad y la cantidad de información de la que dispone la empresa, sin que la gente tuviera que invertir tiempo haciendo reportes que, luego, nadie lee; simplemente gestionando todo lo abierto y midiendo el cumplimiento de parámetros para focalizarse en mejorar empresarialmente”.

'Software' autoconfigurable

Y bajo esas premisas nació Iristrace, un software para la recogida de información en formato checklists, formulario, auditoría o registro. “Está disponible tanto en iOS como en Android y en un entorno web para poder configurar. Es tan sencillo que se puede empezar por un solo proceso y autoconfigurarse todos los demás, sin complicaciones”.

Con Iristrace, las empresas pueden diseñar sus propias inspecciones, auditorías, órdenes y partes de trabajo en pocos minutos, “planificando y organizando sus unidades de negocio, involucrando a todo el personal en la calidad y la excelencia del servicio”.

Entre los sectores en los que han puesto especial foco están retail, hospitality, estaciones de servicio, construcción, clubs deportivos o empresas de alimentación y facility services.

Los primeros clientes

Mariel recuerda cómo fue la búsqueda de los primeros clientes: "La verdad es que al inicio no tienes claro muchas cosas, pero lo más importante siempre es centrarse en que el cliente obtenga aquello que antes no podía conseguir o que le era muy complicado obtener. A partir de ahí, a la vez, tienes que captar clientes y vender, así como mejorar la aplicación".

Los primeros pasos para captar clientes fueron a puerta fría. "Pasé mucho tiempo buscando a aquellas personas que podrían ser nuestro buyer persona, viendo a qué eventos asistían y haciendo todo lo posible por ir a ellos, con la consiguiente inversión de tiempo y dinero. También, testar con empresas cercanas que podrían tener el problema. Creo que, si se supera esa primera fase, tienes mucho camino hecho. Y sin olvidar, mucho contacto a través de LinkedIn, mucha gestión de CRM y, sobre todo, persistir, ya que nunca sabes cuándo esa persona que te dijo 'no', ahora ha visto que tiene un problema y necesita tu solución".

La competencia

Mariel subraya que, en su sector, "la mayor competencia que teníamos (y tenemos) se llama lo hago como toda la vida, en papel, en excel o enviando whatsapp (estos últimos más modernos, pero igual de ineficientes). Hay otras soluciones que ahora están mas presentes en otros países y hemos encontramos, sobre todo, en EEUU, Países Bajos, Alemania, Reino Unido o Australia. Y el otro competidor más grande al que nos enfrentamos es la resistencia al cambio. La tecnología ha venido para quedarse y algunas empresas aún no pueden o no quieren dar el salto. Por eso, creemos que nuestro tren es de largo recorrido".

Los inversores

La compañía, que, en 2014, formó parte de la aceleradora StartupBootcamp, ha captado más de un millón de euros en varias rondas y entre sus planes más inmediatos está cerrar una nueva ronda. Entre sus inversores, K Fund, Big Sur Ventures, Bbooster Ventures, Toubkal Partners, Plug and Play, Lánzame Capital y Ziclo Inversiones Alvarez Santamaría, y business angels como Ignacio Soto o Sacha Fuentes.

"La primera financiación vino de los propios fundadores. Además de dinero, invertimos mucho tiempo. A partir de ahí, conseguimos el apoyo de varios business angels, que son referentes en nuestro país y que cada vez que nos dan un consejo vale su peso en oro. Después, entraron varios fondos de capital riesgo, que nos ayudaron a llegar a esta etapa de crecimiento, en la que aún podemos acelerar mucho más", sostiene Mariel, que afirma que "los crecimientos acelerados que queremos realizar van a ser ayudados financieramente por otros fondos, que ven en el B2B una de oportunidad de negocio, y que cuentan con experiencia internacional para ayudarnos a crecer en esos mercados".

Publicidad - Sigue leyendo debajo