uSizy: El recomendador de tallas que reduce las devoluciones y aumenta las ventas en ‘ecommerces’

Forma parte de nuestra cuarta 'Lista Emprendedores', con las startups españolas más innovadoras

image
De izda. a dcha., José Hernández, Aythami Estévez, Iñaki García, Pedro Aquilino, David Berna y Susan Haigh.

En España, una de cada cuatro prendas que se compran por Internet son devueltas por problemas con la talla. Y eso hace perder a los ecommerces cientos de miles de euros.

uSizy, una de las 50 startups españolas que forman parte de nuestra cuarta Lista Emprendedores, garantiza el acierto de talla, aumentando la conversión en las tiendas online, reduciendo las devoluciones y mejorando la fidelización de los usuarios.

Experiencia real

Como la mayoría de las ideas, "uSizy surgió de una experiencia como usuario, aplicada a la experiencia profesional. Hace unos 3 años compré una talla ‘M’ de un jersey y una ‘S’ de una camiseta de la misma marca. Pensando en ello, desde mi perfil tecnológico y digital, me pregunté cuánta gente dejaba de comprar online por dudar en su talla, y cuánto pierden las empresas en las devoluciones. En este caso concreto, hubiera comprado en una tienda online la misma talla del jersey y de la camiseta. Y ahí está el error y el origen de todo”, sostiene Iñaki García.

A partir de aquí, planteó estas dudas a Pedro Aquilino y Néstor Barrado y juntos empezaron a trabajar en el producto mínimo viable (PMV). “Analizamos el problema, la tecnología, las viabilidades del producto, las soluciones actuales y el modelo de negocio, y fundamos uSizy a mediados de 2016”.

Prueba-error

Construyeron el PMV, basado en ropa de ciclismo “y conseguimos ecommerces para validar la solución sin cobrar por nuestro servicio. Los resultados fueron los esperados y buscamos a expertos del sector de moda y producto. A partir de ahí, desarrollamos la solución para deporte en general y calzado. Cerramos una ronda de familiares y amigos y empezamos a comercializarlo mientras desarrollábamos la solución para moda", relata García, que sostiene que las primeras ventas no fueron fáciles "por el 'humo vendido' alrededor del machine learning, las malas soluciones de empresas anteriores y la falta de madurez de los ecommerces en datos y analítica en España".

A partir de la primera venta, empezaron a crecer un 20% mensual. "Y desde entonces no hemos perdido ningún cliente en 2 años y mejoramos un 5% el negocio online de nuestros clientes con dos únicas líneas de código. La mayor satisfacción en estos inicios es la transformación de nuestros clientes de ‘no creyentes’ a auténticos believers y prescriptores de uSizy”, asegura este emprendedor.

Ventaja competitiva

Para García, que haya competencia, siempre es bueno, porque, en caso contrario, "significaría que no era un problema real o importante. Nuestra competencia nació hace unos 9 años y aún siguen buscando la tecla tecnológica correcta, aunque cuentan con unos cuantos millones de inversión de ventaja. Sin embargo, cuando tecnológicamente naces de forma errónea y navegas siguiendo la corriente, cambiar el rumbo es muy complicado. Todos somos parecidos a nivel de visualización del recomendador, pero las grandes diferencias se encuentran en la sencilla integración, la solución tecnológica detrás de una recomendación de talla y el servicio de alta calidad que ofrecemos a nuestros clientes, a quienes consideramos nuestros partners. La tecnología de backend es nuestro gran secreto y lo que nos ha permitido mejorar los ratios de conversión y devolución en varios cientos de marcas de textil, calzado, moda femenina e infantil…".

Precisamente, uSizy recomienda la talla en más de 40 ecommerces repartidos entre EEUU, Reino Unido, Francia, Alemania y España. Gestiona más de 250 marcas de deporte, calzado y moda y realiza más de 5 millones de recomendaciones de talla al mes en 213 países, disponible en 23 idiomas y en todos los sistemas de tallaje que existen.

El futuro de los 'ecommerces'

Los planes de la compañía se centran, principalmente, en continuar con la expansión internacional en EEUU, Europa y Asia, así como en el desarrollo de nuevas funcionalidades.

"Hasta ahora, las tiendas online utilizaban las tradicionales guías de tallas, que se basan en medidas de altura, pecho, cintura, pierna, etc. Ello obliga al usuario a conocer las medidas de su cuerpo o bien a disponer de un metro para poder finalizar el proceso de compra, algo que no siempre es posible, cuando cada vez más las compras se realizan a través de dispositivos móviles. Por este motivo, en muchos casos, la operación no llega a materializarse a causa de las dudas, y en otros tantos, el cliente se anima a comprar, pero acabará devolviendo el producto por no haber acertado con la talla. Por eso, las guías de tallas tienen los días contados. No resuelven el problema al usuario, son genéricas, ineficientes e inútiles. Cada producto es único y se rige por un patrón, y hay que tratar cada patrón de forma muy diferente. En realidad, cada día que pasa un ecommerce con guías de tallas está perdiendo como mínimo un 5% de su negocio”, afirma García.

Publicidad - Sigue leyendo debajo