Saytrip, la startup valenciana que quiere acabar con los palos selfies

Está incubada en Lanzadera, la aceleradora de Juan Roig

image
Andy Smith

Los móviles y los palos selfies han multiplicado por mil el consumo de fotos. Y el triunfo de redes como Instagram han hecho el resto. Pero quizás haya una oportunidad de negocio en aprovechar esa pasión por las imágenes facilitando otra forma de obtener esos recuerdos: la vuelta al fotógrafo de toda la vida, pero fuera del estudio de fotografía.

Eso es lo que propone la startup valenciana Saytrip, que ha creado una comunidad de fotógrafos por toda España para que los viajeros puedan contratar los servicios de fotógrafos profesionales en las ciudades a las que viajan. “En Saytrip los viajeros pueden contratar por horas a fotógrafos locales. Con una web fácil e intuitiva, los turistas pueden elegir rápidamente a su fotógrafo ideal y reservarlo con la tranquilidad de que el dinero quedará congelado hasta que la actividad se haya llevado a cabo y las fotografías hayan sido recibidas. Hemos detectado la tendencia actual de inmortalizar cada paso y cada instante provocada por las redes sociales y las cámaras digitales. Incluso hay estudios que afirman que estar pendiente de la cámara hace que la capacidad de disfrute y de desconexión que todo viaje debería tener se reduzca notablemente. Por ello, contratar por horas a un fotógrafo local es la mejor opción si se quiere disfrutar del destino sin verlo a través de una pantalla”, comenta Ana Galiana Solá, cofundadora y CMO de Saytrip. Que añade: “Con Saytrip los viajeros conseguirán hasta 150 fotos profesionales y editadas de todos los miembros del grupo y se olvidarán del palo selfie o de pedirle una foto a algún desconocido. Además, descubrirán el destino de la mano de un local y conocerán todos esos rincones especiales que sólo los autóctonos saben o los restaurantes que no se pueden perder”.

Los fotógrafos pueden fijar sus propias tarifas en función de su experiencia detrás de la cámara. Los precios oscilan entre 18 y 182 euros la hora (hasta 4 viajeros). El proyecto se lanzó en enero y ya cuenta con 300 fotógrafos registrados en las principales ciudades del país. El objetivo es dar el salto internacional.

Publicidad - Sigue leyendo debajo