Oportunidad de negocio en un nicho dentro del nicho del alquiler turístico

Minty Host es una empresa que se dedica a la gestión de alquileres turísticos ofreciendo un servicio integral a todos aquellos propietarios que quieran gestionar sus viviendas bajo esta categoría.

Parte del equipo de Minty Host
Minty Host

Las viviendas destinadas al uso de alquiler turístico absorbe ya en nuestro país entre un 1 y un 2 % del negocio inmobiliario. Dentro de este ‘pequeño nicho’, Minty Host ha encontrado su oportunidad de negocio como empresa gestora dentro del ‘property manager’. Hay quien los ha definido como los nuevos caseros profesionales, aunque en realidad son empresas gestoras de activos inmobiliarios. En el caso de Minty Host se han especializado en gestionar pisos y apartamentos turísticos en régimen de alquiler. Circunscriben su actividad, por el momento, a las ciudades de Madrid, Sevilla y Málaga, pero la idea es expandirse y replicar el modelo de negocio en otras muchas ciudades.

Evolución del mercado

Antes de hablar de la empresa veamos la evolución del mercado en nuestro país. No existe una definición de alquiler turístico. El único criterio compartido es que nunca será la vivienda de la primera residencia del propietario. Luego ya, dependiendo de la comunidad autónoma en la que nos situemos, por vivienda destinada al uso de alquiler turístico habrá que entender una cosa u otra dado que son estas las Administraciones competentes en la materia. Así, mientras que en Madrid el criterio que se aplica, según Guillermo Martínez Correa, CEO y cofundador de Minty Host, es la inscripción de la vivienda o apartamento en una plataforma, en zonas como Cataluña imponen, por ejemplo, restricciones de temporalidad.

Independientemente de la Ley que rija en cada zona, el segmento de las viviendas o apartamentos registrados para el alquiler turístico va en aumento. Datos oficiales no existen pero, por citar un ejemplo, Martínez Correa habla de más de 1.000 millones de euros transaccionados en Madrid al año. En cuanto a la media de estancias, en el caso de Madrid, es de cuatro noches mientras que en los alojamientos hoteleros es de dos por lo que, aunque no puedan equipararse las cifras de facturación, tampoco se puede decir que estén tan distanciados.

La solución de Minty Host

De ese 1-2 % del parqué inmobiliario que corresponde a este segmento, el 30% de los propietarios de las viviendas en alquiler vacacional se encargan personalmente de la gestión de todo el proceso. El 70 % restante delegan estas tareas en empresas especializadas. Aquí es donde entra Minty Host.

La oportunidad de negocio la detectó Martínez Correa el día que puso en alquiler turístico la vivienda de su hermano después de trasladar su residencia por motivos laborales. Por entonces, estaba Guillermo Martínez desarrollando otra idea emprendedora también en relación con el sector, pero la falta de un modelo de negocio hizo que se quedara sin recursos antes de tiempo. Fue al alquilar la casa de su hermano cuando se dio cuenta de todo el despliegue que hay detrás de este tipo de activos. “No era solo anunciar la vivienda en la plataforma de turno y ya está, había que estar pendiente de la limpieza, de la decoración del inmueble, la higiene de la ropa de cama y baño, el check-in y el check-out a cualquier hora del día, la comunicación con los clientes…Cuando me di cuenta de todo el entramado que había detrás, busqué alguna empresa que se encargase de hacer todo esto y no la encontré”.

Así es como surge la idea de negocio que arma tras sumarse al proyecto Pablo Gómez, arquitecto que lleva los temas de decoración e interiorismo, y Felipe Mac-Lellan, para desarrollo de negocio. Antes de lanzarse, el proyecto fue mentorizado en Venture Lab, la aceleradora del Instituto de Empresas. Minty Host nace en mayo de 2015 y en agosto de ese mismo año ya estaban facturando.

Con el tiempo han ido implementado el ‘producto’ que ahora ofrecen como un servicio integral y personalizado para la vivienda de alquiler vacacional. Se encargan de todo, desde la valoración y estado del inmueble hasta la entrega de las llaves, la realización de la fotos, la edición y publicación de los anuncios en las plataformas, la limpieza, la comunicación o la fijación de los precios que realizan de forma dinámica y revisan casi a diario para optimizar la rentabilidad del inmueble. Por cada reserva que se realiza a través de su operador, los propietarios del inmueble pagan una comisión del 20 %.

Servicios como el de la limpieza y el desarrollo logístico para el retirado y reparto de la ropa o el check-in los tienen externalizados al objeto de centrarse más en la parte del desarrollo tecnológico y la comunicación con los huéspedes y los proveedores, algo que consideran crítico para ganarse la confianza de los clientes. En este sentido, han desarrollado un chatbot de atención inmediata que refuerzan con un live-chat con personas físicas que atienden a las consultas. “Una de nuestras principales obsesiones ha sido crear una especie de recepción virtual, como las que existen en los hoteles, porque es por ahí por donde pasa todo el mundo, tanto los clientes como los proveedores”, dice.

Actualmente, la empresa está operativa en Madrid, donde gestionan 215 activos, Sevilla, con 75 inmuebles y acaban de desembarcar en Málaga. Los planes de expansión para los próximos años pasan por las ciudades de Valencia, San Sebastián, Granada y están a la expectativa de la regulación del sector en plazas como Mallorca o Canarias. Barcelona ni se lo plantean por lo copado que está ya el mercado. Saben que en cada ciudad el negocio tiene ese techo del 1-2 % de este segmento, pero no por ello hay que asociarlo a un negocio poco escalable y sin recorrido. Para impulsar el negocio, no descartan el sistema de franquicia, pero a futuros. Antes quieren automatizar procesos valiéndose del Internet de las Cosas y otras tecnologías y consolidar el modelo para replicarlo con éxito.

Minty Host cerró el año pasado con una facturación de 1.200.000 euros y las previsiones para este año son alcanzar los 2 M de euros. La plantilla actual la integran 32 personas gracias, en parte, al empuje recibido de la Empresa Nacional de Innovación, Enisa.

El respaldo de Enisa

Fue en 2018 cuando el equipo de Minty Host recibió los 75.000 euros concedidos por Enisa como préstamo participativo para Jóvenes Emprendedores. El dinero les vino de perlas en el momento que atravesaban entonces. “Queríamos ampliar la plantilla y teníamos miedo de hacerla crecer de forma descontrolada. En mi opinión, uno de los aspectos más complejos a la hora de emprender es saber acompasar la contratación de personal al aumento de las cifras del negocio”, reconoce Guillermo Martínez quien se muestra “muy agradecido” a la ayuda de Enisa, tanto que, una vez devuelto el préstamo, no descartan recurrir de nuevo a este organismo para obtener financiación y acometer el proyecto del IoT. Pero no es solo una cuestión de dinero. Martínez Correa es de la opinión de que estar respaldado por Enisa supone también un sello de confianza de cara a los clientes, proveedores e inversores.

Sumando la financiación de Enisa a los 35.000 euros procedentes de los recursos propios de los tres socios fundadores, la inversión efectuada hasta ahora en Minty Host asciende a 110.000 euros. Por el momento se han resistido a las rondas porque no les ha hecho falta, pero tampoco se cierran a recibir financiación externa, mejor si procede de un partner que robustezca y de valor al negocio que otro que aporte solo dinero. En este sentido, han conseguido ya un acuerdo con Airbnb para que recomiende sus servicios en nuestro país.

Otra cosa que tienen claro es que los intereses del negocio se anteponen a los personales y si tienen que apartarse un poco para dar vida al sueño empresarial, lo harán. Por cierto que ese sueño es: “que igual que esos hoteles como NH o Riu que empezaron hace 50 años en una ciudad y hoy tienen presencia en los cinco continentes, nos gustaría que fuese Minty Host en la gestión de alquileres turísticos. Por pedir, que no quede”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo