Transformar el sector de las renovables con microinversores y crowdfunding

Fundeen es una plataforma de equity crowdfunding destinada a promover la financiación de nuevas plantas de energías renovables y abrir este mundo a cualquier pequeño inversor. En solo seis meses de existencia han conseguido ya lanzar e proyectos.

Parte del equipo de Fundeen
Fundeen

Los socios fundadores de Fundeen son dos hermanos, Nacho y Adrián Bautista, ambos ingenieros de caminos reconvertidos. Antes de montar su propio proyecto, Nacho trabajó en empresas como Vela Energy o Blue Tree, fondos de inversión en activos renovables. De esta manera es como se dio cuenta de que era un sector reservado a los grandes capitales. Hubo un tiempo en el que no fue así. Allá por 2008, las renovables en nuestro país dominaron las inversiones energéticas gracias a la participación de muchos particulares. El repentino cambio normativo y la inesperada supresión de las ayudas y subvenciones públicas, hicieron que el sector dejara de ser rentable y los inversores particulares le dieron definitivamente la espalda.

Recuperar la confianza de la ciudadanía y democratizar de nuevo la inversión en las energías renovables son, pues, dos de los grandes retos que se plantean en Fundeen. El otro es alentar el nacimiento de nuevas plantas de producción de energías renovables facilitándoles una financiación que, la mayoría de las veces, los bancos les niegan. La solución que los hermanos Bautista idearon para dar respuesta a estos tres desafíos fue la creación de una plataforma de equity crowdfunding que permitiera a los promotores desarrollar sus proyectos gracias a una nueva fórmula de financiación basada en el mecenazgo de microinversores. Eso es Fundeen.

Los particulares interesados en invertir en renovables tienen ahora la oportunidad de hacerlo en su plataforma a partir de una cantidad mínima de 500€ con una rentabilidad media anual del 7%. Al menos esa es la media que han conseguido en la financiación de los tres proyectos lanzados hasta ahora.

Por su trabajo de mediación, Fundeen, como empresa, se sustenta gracias a la doble comisión que percibe: por un lado el 6% del total de la financiación requerida por parte de la promotora, y un 1% para la gestión del proyecto y transmitir a los inversores la información facilitada por el promotor, dotar a la sociedad de una herramienta para realizar las juntas generales y gestionar el reparto de beneficios a los inversores. Las comisiones las paga la promotora de la planta energética y siempre a éxito, es decir, solo si se obtiene el 100% de la cantidad propuesta como objetivo de inversión.

Tras muchos meses de análisis y papeleo, Fundeen recibió la autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para operar el pasado mes de febrero. Desde entonces y hasta ahora, han conseguido financiar tres proyectos en los que han participado 150 personas, con una media de inversión de 1.500€, hasta sumar la cantidad conjunta de 300.000 euros. En el primero de los proyectos, una instalación fotovoltaica para cubrir parte de la demanda energética de un campo de golf en la zona de Málaga, alcanzaron el objetivo (42.650€) en un solo día. La intención, no obstante, es ir cada vez a proyectos más ambiciosos, tanto en el territorio nacional como el europeo, y en todo tipo de energías renovables. Claro que, para eso, hace falta dinero.

La financiación de su empresa

Tras ser seleccionados por el programa Yuzz de jóvenes emprendedores -ahora programa Explorer- los fundadores de Fundeen se animaron a acometer el desarrollo tecnológico de la plataforma compaginándolo, inicialmente, con sus trabajos por cuenta ajena. Así estuvieron hasta noviembre de 2017, cuando deciden dedicarse full time al proyecto que estuvieron testeando e implementado mientras les llegaba y no la autorización de la CNMV.

Para sostenerse en el ínterin y seguir avanzando, una vez agotados los 40.000€ aportados con recursos propios, acudieron a dos rondas de financiación, una primera de 120.000 € y otra de 160.000 €, básicamente con business angels. También buscaron ayuda en la Empresa Nacional de Innovación, Enisa, a la que solicitaron un préstamo de 150.000€ aunque solo les fueron concedidos 100.000€. Aún así, las palabras que dirige Nacho Bautista a Enisa son de elogio por su apoyo al emprendimiento nacional en general y de agradecimiento por el suyo en particular. “Gracias al préstamo pudimos continuar desarrollando la tecnología, algo que ningún banco nos hubiese dado sin haber alcanzado aún el umbral de rentabilidad”, declara. Han conseguido también ayudas de otros organismos públicos, como el CDTI y Sodical, el Instituto Financiero de Castilla-León. Ahora quieren ir a una nueva ronda para obtener 900.000€ y crecer más deprisa para aprovechar la ventana que dicen que se les ha abierto.

Ahorra como piensas

De esta forma es como, poco a poco, han ido ampliando la plantilla hasta los 14 profesionales que la integran en la actualidad y que, confían en seguir incrementando. Ello será señal de que el proyecto ha calado en el mercado, algo de lo que no duda Nacho Bautista. El claim que acompaña a la empresa es “ahorra como piensas” dirigido a todos aquellos ciudadanos que “tienen 2.000 o 3.000€ muertos de asco en el banco, sin que les rente ni aporten valor a la sociedad, mientras que, invirtiendo en proyectos éticos y sostenibles como las renovables, puedes contribuir a cambiar el mundo y le das sentido al dinero, más allá del mero valor económico”, concluye.

Publicidad - Sigue leyendo debajo