Macco Robotics: Desarrollo de robots humanoides para el sector 'food tech'

Forma parte de nuestra cuarta 'Lista Emprendedores', con las startups españolas más innovadoras

image
Víctor Martín, CEO de Macco Robotics, junto a Eva Martín Caro, directora general de Pablosky, durante la presentación de Sammy.

Macco, Sammy, MEDi, Kime o Bibot… igual no te suenan sus nombres, pero todos ellos son robots humanoides creativos y amigables, desarrollados por la empresa sevillana Macco Robotics, fundada por Víctor Martín, que, tras operar en el mundo de la robótica industrial, decidió extrapolar los desarrollos al sector gastronómico, donde había mucho camino por recorrer.

La compañía, una de las 50 startups españolas que forman parte de nuestra cuarta Lista Emprendedores, nació en 2013, una vez finalizado el diseño y fabricación de Macco, su primer robot camarero, que fue presentado 'en sociedad' en FiturTech 2014.

Desarrollo evolutivo

Durante los siguientes tres años, la compañía se centró en testar y mejorar las capacidades del robot hasta la última versión que han lanzado en julio de este año y que responde al nombre de Kime, "un gastrobot plug and play que puede ser entrenado para operar en cualquier entorno y administrar tareas". El robot puede 'trabajar' en bares y pubs, restaurantes de comida rápida, gasolineras o cocinas profesionales, entre otros entornos.

Por el camino, los ingenieros de Macco Robotics también han desarrollado otros proyectos innovadores como Sammy, un robot asistente de ventas, que diseñaron junto a la marca de calzado Pablosky, o MEDi, un robot sanitario, que ya ha ‘trabajado’ en el Hospital infantil Alberta, de Canadá, y en el Virgen del Rocío, de Sevilla, para entretener a los niños cuando se someten a procesos dolorosos.

Camino complicado

No obstante, como reconoce el propio Martín el camino hasta aquí ha sido complicado, “porque, al ser mercados tan reacios a la innovación, y muy conservadores, hasta que la tecnología no nos ha permitido que nuestras soluciones fueran rentables, y no se limitara todo al efecto wuau, ha sido muy difícil. Estos últimos años hemos estado focalizados en mejorar la tecnología, tanto técnicamente como en cuestiones de rentabilidad. Hasta 2017 no empezaron nuestras primeras ventas. Este año es cuando esperamos dar el salto cuantitativo en ventas, multiplicando por 10 la facturación de 2018”.

Y eso lo quieren conseguir gracias a la versatilidad de Kime, "que cuenta con la capacidad para preparar o vender alimentos y bebidas a medida. El robot es un humanoide construido dentro de un espacio productivo, con un grado de libertad de 14 a 20 grados, equipado con un potente procesador basado en inteligencia artificial y conectado con sensores inteligentes para comunicarse con varias máquinas que están a su alrededor. Kime trabaja con ayuda de la nube para la gestión de su inventario de existencias. Viene integrado con IBM Watson por sus capacidades de interacción y un sistema de pago estándar para pedir productos". La compañía también ha desarrollado a Bibot, enfocado a dar servicio en eventos.

Implantación real

El primer cliente de Kime ha sido una empresa del sector de la energía que cuenta con múltiples gasolineras en Portugal. "Esta empresa energética pretende 'robolucionar' el modelo de negocio de las gasolineras y construir la gasolinera del futuro en 2020 y nosotros hemos sido elegidos para formar parte de este proceso de automatización con robots".

Además de esta empresa portuguesa, otras también han mostrado interés en los servicios de Kime. "Una vez finalizado el prototipo, Kime despertó el interés de varias empresas de alimentación y bebidas de España y Portugal. Una de las principales marcas españolas de cerveza, con presencia en toda Europa, ha reafirmado su interés por seguir trabajando junto a nosotros. Otra multinacional de food & beverage se ha interesado también en poner en marcha su primer café automatizado en Madrid a finales de este año. Kime acaba de empezar. En pocos meses, veremos a varios de nuestros robots trabajando en todo el país, proporcionando a los clientes una experiencia futurista y una transparencia garantizada en la calidad de los alimentos suministrados", subraya Martín.

Macco Robotics tiene previsto abrir a partir del próximo año una veintena de dark kitchen robotizadas en diferentes ciudades españolas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo