La startup que ayudó al triunfo de la selección española en el Mundial de Baloncesto

La solución se llama Basketouch, una aplicación de análisis táctico que, basada en los datos, facilita la toma de decisiones en el transcurso de un partido de baloncesto. De ella se sirvió Sergio Scariolo y el equipo técnico en el último Mundial de Baloncesto donde la selección nacional resultó ganadora.

Jorge Lorenzo, izquierda, junto a los fundadores de Basketouch
Basketouch

El nombre de la empresa desarrolladora es Ingeniería SectorF8, una startup emplazada en Gijón (Asturias) que ha encontrado su hueco de mercado en el desarrollo de aplicaciones para otras empresas también muy de nicho donde las grandes no entran por el escaso volumen de negocio que representan. Sin embargo, esos 2 o 3 clientes que encuentran para cada desarrollo, a Eusebio Roza y Alejandro Rodríguez, los fundadores, les resulta un mercado atractivo, con empresas importantes del sector industrial y baja competencia.

Pero no siempre se limitan al papel de proveedor tecnológico a demanda del cliente. A veces se involucran más en los proyectos incorporándose como socios. Este es el caso Basketouch, una herramienta de análisis de rendimiento táctico que fue utilizada por el equipo técnico de la Selección Española de Baloncesto en el mundial de China, de donde el equipo regresó con el oro. “Obviamente, el éxito es de los jugadores y equipo técnico”, insiste en subrayar Eusebio Roza, pero algo ayudó también su herramienta.

Fue Jorge Lorenzo, natural de avilés e integrante del equipo técnico de la selección, quien se puso en contacto con el equipo de Ingeniería SectorF8 para exponerles lo que quería. Lo que buscaba era algo que permitiera analizar el rendimiento de la táctica del equipo y corregir las estrategias conforme a la evolución del partido. Ingeniería SectorF8 aceptó el encargo. El resultado fue el nacimiento de Basketouch , una herramienta de big data que va analizando el rendimiento táctico de un equipo profesional de alto nivel de baloncesto. Gracias a ella puede analizarse, por ejemplo, cómo es el desempeño de cada jugador en el transcurso del partido, pero también el del conjunto del equipo y otras variables, tanto propias como del equipo rival, que determinan el final de la competición. Así es como este software ayuda a la toma de decisiones sobre la marcha.

La herramienta fue puesta a prueba con anterioridad, durante las ventanas de clasificación para el mundial y durante la gira preparatoria. El triunfo en el Mundial de China ha validado con creces este desarrollo, motivo por el cual optaron por preparar la plataforma para su comercialización, siendo Jorge Lorenzo el CEO de la nueva compañía.

La idea, sin embargo, es implementar la herramienta y adaptarla a un uso más comercial y asequible para equipos de inferior categoría, donde el equipo de técnicos, las necesidades de datos, y la profesionalización sea menor. Peticiones de equipos y solicitudes de información han recibido muchas, y actualmente están trabajando para darles una alternativa. Todo se andará. Al menos eso es lo que parece indicar la hoja de ruta de aquí a unos años: primero implementar el software actual para adecuarlo a otros equipos de elite; hacerlo accesible a otras categorías de baloncesto, después; completar el ecosistema del basket con otras aplicaciones y, por último, estandarizar la herramienta y trasladarla a otras disciplinas deportivas con tácticas similares a las del baloncesto.

En el ecosistema de Gijón Impulsa

Basketouch ha sido desarrollada en las instalaciones de Impulsa Gijón en el Parque Científico y Tecnológico de Gijón, lo que se conoce como el corazón de la Milla del Conocimiento gijonés, concretamente en la Incubadora de Alta Tecnología Equilibria. Se trata de una incubadora, co-financiada por fondos europeos FEDER a través de Fundación Incyde y está orientada al desarrollo y puesta en marcha de proyectos en 3 áreas de especialización: deporte, alimentación y salud. Es una de las 11 incubadoras de alta tecnología que se pusieron en marcha durante el año pasado en España gracias a dichos fondos.

En lo que respecta a la filosofía del equipo de Ingeniería SectorF8, el entorno de este ecosistema les viene de perlas dado que les permite disponer de unas instalaciones a bajo coste cuando lo necesitan y rodearse de un entorno emprendedor donde, además de aprender, han conseguido establecer interesantes sinergias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo