50Pro: La consultora que ayuda a los profesionales ‘seniors’ a emprender

Les ofrecen apoyo y herramientas para afrontar los retos de una nueva vida profesional

image
Carlos Molina, fundador de 50Pro.

Podríamos decir, como dogma de fe, que es ley de vida, que a todos nos acaba llegando en algún momento de nuestras vidas. Pero ni la forma ni el tiempo en el que llega deben ser aceptados como si fuera una ley sagrada.

No nos referimos a la muerte (aunque lo puedas estar pensando) sino en la jubilación. Tarde o temprano le llega a todo profesional, pero no siempre llega a la edad convenida ni en las mejores condiciones laborales. Y eso les ocurre a muchos profesionales cuando superan el medio siglo de vida. Llegado el momento, ven cómo en sus empresas, de las que han formado parte activa, deciden prescindir de ellos.

"El edadismo es una situación por la que pasan muchos profesionales cuando se aproximan a los 50 años: se sienten discriminados por sus empresas por su edad. Y cuando son despedidos, prejubilados o jubilados ese problema se acrecienta aún más", sostiene Carlos Molina, multiemprendedor y profesional con una dilatada experiencia en el mundo laboral.

El teléfono deja de sonar

“Hablando con antiguos compañeros de profesión, detecto que hay muchas personas que con 50-60 años las ponen en la calle en sus respectivas compañías. Y se encuentran con el problema de que creen que les llamarán o que les será fácil encontrar trabajo, pero esa llamada nunca llega”, recuerda Molina, que, en base a experiencias previas, decide ponerse a trabajar en el desarrollo de una metodología que permitiera a esas personas reintegrarse al mercado laboral por cuenta propia. “Y ese es el origen de 50Pro”, afirma.

Para Molina, la gente a esa edad tiene talento, experiencia, conocimientos y contactos, pero les falta formarse como emprendedores de una manera profesional. “No todos, pero sí muchos se lanzan a emprender, algunos sin un plan de negocio siquiera, algo que ya me parece grave, y otros, aunque lo tengan, lo hacen sin saber cómo se emprende. Ese profesional puede tener experiencia en el área comercial o financiera, pero desconoce que debe ser un individuo con unos conocimientos globales. A nosotros nos preocupa enseñarles lo que no saben”, subraya.

Enfocarse en lo que se desconoce

El programa desarrollado por Molina y su equipo está enfocado al entrenamiento en todas aquellas materias que esa persona desconoce. “A la par, le hacemos un test para confirmar que de verdad tienen un perfil emprendedor. A los que no lo tienen, les recomendamos que no emprendan”.

A las personas que pasan ese test, les ayudan a generar alternativas de emprendimiento. “Un emprendedor tiene que dedicarse a una cosa que le guste. Y en ese sentido, les damos una serie de inputs para que desarrollen alternativas de cosas que les gusten”.

Y por otro, les ofrecen un método para que se autocalifiquen según su perfil personal y los perfiles de los emprendimientos que han dicho que les gustaría poner en marcha para que vean qué casa mejor. “A partir de ahí, les ayudamos con un mentor a realizar un plan de negocio completo”, explica Molina.

Todas las sesiones se hacen en grupos de 10-16 profesionales, “y a ser posible de diferentes empresas y sectores y vivencias y experiencias previas, para que intercambien opiniones alrededor de un caso real. Después, se discuten las diferentes posturas y conclusiones. Todo eso está monitorizado por profesores, que son profesionales de dilatada experiencia mayores de 50 años”.

Cuando acaban esta primera fase formativa, entran en una segunda de apoyo. Les ayudan a buscar inversores fuera del sector bancario. Además, entran a formar parte de un club de networking y les ofrecen consultoría para sus negocios.

Sentirse acompañado

"Lo que pretendemos con el método 50Pro es que ningún emprendedor se sienta solo. Que sepa, por un lado, que está en una situación complicada y que emprender es difícil, pero, por otro lado, que sienta que le llevas de la mano desde el principio", subraya Molina.

50Pro se 'acerca' a estos profesionales desde el momento en el que las empresas empiezan a trabajar sus planes de despidos, prejubilaciones o cierres. "Nos acercamos a esas empresas para que nos dejen contarles lo que pueden hacer con nosotros. Muchas veces, las empresas, en esos paquetes de prejubilación, pueden incluir el pago de nuestro programa; otras veces, pagan una parte. A lo que nos gustaría llegar es a todos esos profesionales que ya están en la calle. Además, cuanto más tiempo pasa desde que son despedidos es peor, anímicamente y económicamente. La sociedad, en general, debería entender que la fase de jubilación es para cambiar de actividad, no para no hacer nada. Y la cantidad de gente obsesionada con jubilarse para no hacer nada no sabe los riesgos que corre. La gente debería animarse a hacer cosas, con más o menos riesgo, con más o menos dificultad o dedicación, pero algo".

La aportación de la experiencia en una startup

Desde 50Pro proponen que sus seniors egresados se mezclen con gente joven que sale de escuelas de negocio para montar grupos multiedad y acometer proyectos. "Los de 50 tienen unas características básicas fundamentales para el emprendimiento. Una de ellas es la experiencia, que fundamentalmente, se adquiere con el paso del tiempo a base de prueba-error, de actitudes que ha tomado en la vida, de vivencias que le han ido limando su carácter personal… Todo eso no se adquiere de un día para otro. Otra característica importante son los contactos. Un emprendedor se mueve por contactos personales".

Otra variable esencial es la prudencia, "que no es ser un timorato, ni ser apocado. La prudencia te permite ser capaz de administrar el tiempo y dar el mayor tiempo posible a la toma de decisiones complejas. El ritmo es bueno, la prisa es mala. Un emprendedor senior tiene la experiencia de saber qué tiempo dar a las cosas antes de tomar una decisión. Otra característica es que, normalmente, la mayoría de senior han tenido una trayectoria en la que no solo han acumulado experiencia en general sino en diferentes sectores y actividades. Lo que les da una visión transversal para tomar decisiones en múltiples casos", enumera Molina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo