Dos empresas que innovan en el mercado del arte y el diseño

Una importa alta decoración africana y la otra es un 'ecommerce' que da visibilidad a los artesanos

image
Rafael Martínez Urrutia y Rosabel Gutiérrez de la Fuente.

The African Touch

Selección de arte elegante y atemporal de estilo africano para Europa

Apasionados de los viajes y del diseño, y tras muchos años recorriendo África y estudiando la influencia del arte tradicional en el diseño y arte europeos, Rosabel Gutiérrez y Rafael Martínez se sentían capacitados para plasmar toda esa experiencia en un proyecto de negocio. Así, lanzaron, en 2014, The African Touch y, en 2018, King of the Juju.

“Estamos especializados en estilos que abarcan desde el colonial al tribal pasando por el safari, boho, folk, árabe, etc. Nuestras marcas proveen decoración a clientes comerciales de todo el mundo (tiendas de muebles, decoración y regalos; decoradores e interioristas; estudios de arquitectura; anticuarios, museos, etc.) que buscan diferenciación y exclusividad y quieren satisfacer a clientes cosmopolitas”, detalla Martínez, desde Granada, donde tienen la sede de la compañía.

Estos emprendedores han conseguido poner de moda algunas piezas singulares y consolidarlas como tendencia ecléctica en el mercado europeo. Como el caso de los juju hats [sombreros o tocados de plumas muy coloridos de Camerún]. Somos importadores y distribuidores de alta decoración de África”, subraya.

The African Touch cuenta con varios expertos compradores que se desplazan y recorren personalmente, de forma continua, uno a uno, los mercados y talleres de gran parte de los países africanos. "Son viajeros incansables que eligen, negocian e importan a Europa la exclusiva selección de pequeñas producciones artesanales con el toque colorido, proporcionado y elegante que caracteriza a nuestra marca. El contacto directo y personal con los artesanos nos compromete e inclina hacia su desarrollo, convirtiéndose en un aspecto central en la selección de nuestras colecciones. Además, gran parte de nuestros proveedores están agrupados en comunidades colaborativas o en proyectos de desarrollo como el Community Resource for the Disabled and Disadvantaged, en Bamenda, Camerún. Vigilamos en origen el estado de cada artículo desechando materiales defectuosos o sucios a los que damos nuevos tratamientos de seguridad en nuestros almacenes (purificación, fumigación, congelación, etc.)", afirma Martínez.

El proyecto se complementa con otras marcas de próximo lanzamiento, como Quietta, que consiste en decoración de estilo mediterráneo al por mayor. “Nuestra misión es abrir horizontes en decoración. Según nuestra filosofía estilística, la decoración reúne cultura, bienestar, ideología… Por ello, defendemos la belleza y la elegancia como refugio de los mejores valores sociales. Nuestra aportación es dotar a la elegancia de un carácter viajero y abierto a la diversidad, ofreciendo una alternativa al comercio de masas”.

Cerca del 70% de la facturación de la compañía corresponde a clientes extranjeros. "Fundamentalmente, europeos. También tenemos presencia en Rusia y en EEUU, aunque en ambos casos las numerosas limitaciones administrativas y las dificultades de la actividad exportadora ha obligado a detener la actividad comercial hasta que podamos cerrar un acuerdo, en el que estamos trabajando, con almacenistas para la distribución local de los productos de la marca".


image
De izda. a dcha., Rafael Segovia y Mohammad Ali Saadat Khameneh.

Truffle Road

El ecommerce de artesanía que cuenta la historia de las obras y sus creadores

"El proyecto surge con la intención de ser una ventana para aquellos artesanos que no cuentan con los medios, conocimientos o simplemente, el tiempo, para dar a conocer y comercializar sus creaciones entre el gran público y evitar así que sus técnicas y sus historias se pierdan”, explica Rafael Segovia, fundador, junto a Mohammad Ali Saadat Khameneh, de Truffle Road.

Esta idea de negocio nació viajando. “A lo largo de los años, hemos ido visitando pueblos y rincones, donde nos íbamos encontrando con productos artesanales propios del lugar. Son obras, técnicas, diseños y materiales únicos, arraigadas a la tierra y que raramente se pueden encontrar más allá de sus límites geográficos. Poco a poco, fuimos dando forma a la idea de ofrecer una ventana a esos artesanos con el objetivo de dar a conocer sus productos al gran público y además favorecer que sus técnicas perduren en el tiempo”.

Segovia asegura que existen otros marketplaces en el sector de la artesanía, “pero con identidades diferentes. O bien nos encontramos con gigantes del sector ecommerce, donde se pueden encontrar productos con un carácter indiscriminado en cuanto a tipo y calidades, o bien son pequeñas plataformas más enfocadas al diseño moderno. Nosotros queremos ser un referente, un sello de calidad para aquellas creaciones de artesanía de siempre, pero adaptadas a nuestro tiempo”.

Truffle Road, que inició su actividad en septiembre de 2018, se ha enfocado, principalmente, en la Unión Europea, “y tenemos la previsión de saltar a otros mercados en un futuro cercano”, afirma Segovia, que invirtió inicialmente junto a su socio unos 20.000 euros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo