Cuatro statups de tecnología asombrosamente listas

Dos nuevos conceptos de economía colaborativa, un limpiador automático de la arena de los gatos y un robot para educación infantil

image
wonry

Una taquilla inteligente para compartir cosas

Koloni Kube es una solución para compartir todo tipo de objetos (pelotas de baloncesto, patines, raquetas de tenis, bicicletas…) y sacarles una rentabilidad mientras no los utilizan. Es una especie de taquilla inteligente que funciona a través de una aplicación con la que los usuarios pueden escanear un código QR para abrir y cerrar la taquilla y depositar o recoger el objeto a compartir. Koloni no proporciona los objetos que se comparten, se limita a hacer público en su aplicación lo que ofrece la comunidad y crear el ecosistema necesario para el intercambio de objetos y de dinero de forma segura.

Transporte de objetos grandes basado en economía colaborativa

La idea de la francesa Trusk es construir una gran comunidad de transportistas independientes bajo en paraguas de su marca. Dando una garantía de seguridad y confianza al consumidor, ya que ellos hacen una selección de los truskers y les dan formación para que todo funcione de acuerdo a la imagen de marca que ellos quieren dar. A través de su aplicación ofrecen un servicio de transporte para artículos de gran tamaño (más de 30 kilos). Si alguien se compra, por ejemplo, un mueble en Ikea, puede solicitar su envío a domicilio a través de Trusk, donde los transportistas disponibles más cercanos reciben la petición y deciden quién quiere hacerse cargo del pedido.

No es una empresa de transportes de pequeños paquetes ni una empresa de mudanzas. Se ha especializado en los grandes volúmenes, donde vieron un hueco y con un modelo de negocio enfocado al B2B. Sus clientes son empresas como Leroy Merlin, Ikea o Bricorama a quienes cobrar una comisión del 20% por servicio.

Limpieza automática de la arena de los gatos

Un proyecto que se ha financiado a través de un crowdfunding en Kickstarter y que ha engatusado a muchos amantes de los felinos. Petato ha ideado una cajita de arena inteligente que se limpia automáticamente cada vez que el gato hace sus necesidades. Gracias a su ciclo de limpieza la arena está siempre limpia para el gato (o los gatos) y el dueño de la mascota lo único que tiene que hacer es retirar de vez en cuando una bolsa de basura a la que van a parar los residuos. También monitorea las costumbres del felino para advertir a sus dueños a través de una aplicación cuando se produce alguna anomalía; si hay varios gatos en la misma casa lo hace igualmente, ya que es capaz de diferenciar unos de otros. Que la idea gusta, no hay más que echar un vistazo a las cifras de inversores: en la campaña de crowdfunding solicitaron 50.000 dólares y han conseguir 1,5 millones para lanzarlo al mercado.

Robots- maestros para niños de cinco años

Otra idea de negocio basada en la robótica, pero en este caso en un sector en el que estamos muy poco acostumbrados: la automatización de la educación infantil. Miko es un robot ideado por la firma hindú Emotix, especializada en inteligencia artificial, robótica e IoT. Un robot de pequeño tamaño con una gran mente: es capaz de entretener y enseñar una gran cantidad de conocimiento a niños mayores de cinco años. Y lo hace como si estuviese manteniendo una conversación y jugando con él al mismo tiempo. La firma quiere desarrollar más productos similares, enfocados a mayores y niños y estar presente en 20 millones de hogares de todo el mundo para el año 2023.

Publicidad - Sigue leyendo debajo