Tres ideas de negocio muy sorprendentes y rentables

Móviles fabricados de forma ética, IA para fabricar pizza en una furgoneta y una termomix para la comida de las mascotas

image
Sergiy Trofimov Photography

Móviles fabricados de forma ética

Fairphone es una startup holandesa que quiere romper las reglas del mercado de la producción de móviles atacando sus debilidades por cuatro flancos: su vida útil, la procedencia de materiales, las condiciones de trabajo en las que se producen y la reutilización y el reciclaje. Proponen, en definitiva, una producción ética de móviles garantizando un producto fabricado con la finalidad de que dure lo máximo posible (son modulares) y poniendo en el mercado piezas de recambio para no tenerlos que sustituir a la primera de cambio. Hacen, además, un seguimiento de los materiales que utilizan en su producción, para garantizar que se obtienen con el máximo respeto al medioambiente y a las personas, tanto en la extracción de materiales (muchos proceden de minas en las que se trabaja en condiciones peligrosas y a veces con mano de obra infantil) como en el ensamblaje de piezas (generalmente en fábricas chinas con jornadas maratonianas).

Inteligencia artificial para hacer pizzas en furgonetas

Zume Pizza provee de pizzas recién hechas a los residentes de Palo Alto y alrededores. Y lo hace a partir de una tecnología ideada por sus fundadores para cocinar las pizzas de camino al punto de entrega. Antes de salir en ruta, los productos que van a repartir se han precocinado con alimentos frescos y naturales, después se cargan en furgonetas y cuando un cliente hace un pedido desde la aplicación, automáticamente la pizza escogida se calienta en un horno gracias a unos hornos automatizados y unos robots cortadores. La ventaja del sistema es que, además de entregar las pizzas recién hechas, las pueden ofrecen a un precio más bajo ya que consiguen un gran ahorro de costes. Ellos lo llaman producción y entrega inteligente de pizzas por la capa de inteligencia artificial que utilizan para todo el proceso. Lleva recaudados ya 48 millones dólares, en uno de los lugares del mundo donde más saben de nuevos modelos de negocio.

La Termomix para las comidas de mascotas

Kibus Petcare es un robot de cocina como la Termomix, pero en este caso pensado para procesar los alimentos de las mascotas. Una herramienta que quiere aprovechar la cada vez mayor preocupación de los propietarios de perros y gatos porque éstos tengan una alimentación sana. Pero sin que haya que invertir excesivo tiempo en el empeño. Basta con echar en Kibus una cápsula del alimento escogido y verter un poco de agua para que la máquina lo cocine. Después, el robot se encarga de ir racionando la “entrega” al gato o perro en cuestión; con hasta 5 raciones al día. Cada comida cocinada está pensada para que dure una semana entera. Y hasta se puede programar el sistema con nuestra propia voz para que la mascota la escuche mientras está comiendo. Una buena idea, sin duda, a la que le vemos la “pega” del precio para que popularice de veras: ronda los 200 euros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo