Tres proyectos de negocio internacionales que están revolucionando sus mercados

Match de fotos con IA, una cuenta de Instagram para testar productos y una nueva forma de hacer contactos profesionales

image
Floresco Productions

Match de fotos para contenidos basado en IA

JumpStory ha desarrollado una plataforma con miles de fotografías que utiliza la inteligencia artificial para facilitar la selección de las fotografías más adecuadas según el texto en el que las queramos publicar. Y lo hace en unos pocos segundos. Sus fundadores, Anders Thiim Harder and Jonathan Low, dicen que quieren dar un vuelco a la industria de imágenes con la tecnología de aprendizaje automático, aprendizaje profundo y redes GAN que han desarrollado para crear una experiencia de usuario absolutamente nueva ya que además de sugerir imágenes permite analizar los resultados que dan y priorizar unos resultados antes que otros. Otra diferenciación es que se trata de una plataforma libre de derechos de autor, ofrece sus fotografías con licencia CC0 (los autores de las imágenes han cedido todos los derechos de esta, por lo que no es necesario mencionarlos cuando usamos las imágenes). El modelo de negocio está basado en una suscripción mensual de 25 dólares, con un mes de prueba gratuito. Basada en Dinamarca y con apenas un año de vida, ya está presente en más de 45 países.

Un tripadvisor de nuevos productos a través de Instagram

Thingtesting tiene una particularidad y es que en lugar de ser un negocio que abre una cuenta en Instagram es un negocio nacido directamente en esta red social (que ya se ha expandido a las demás). Todo empezó hace poco más de año y medio con una cuenta en la que su fundadora Jenny Gyllander hacía comentarios sobre nuevos productos que ella misma probaba. La cuenta empezó a crecer y hoy puede presumir de 32.800 seguidores. No es una cifra desorbitada pero sí llama la atención que ha captado 300.000 dólares de inversores. Y que la idea sea justo la contraria al boom de los influencers: ofrecer opiniones sin ningún tipo de contraprestación. El éxito depende de esa idea de imparcialidad para ayudar al consumidor a comprar de forma inteligente. Y a los inversores o emprendedores a conocer lo que puede ir bien en el mercado y lo que no, ya que solo habla de nuevos productos. Dice que prueba 20 productos al mes, pero sólo reseña cuatro o cinco. Otra pata de su credibilidad (por eso habla de un tripadvisor de nuevos productos) es que su comunidad también puede opinar sobre los productos.

¿El modelo de ingreso? Hasta ahora ha cobrado a los usuarios que quieran recibir contenido exclusivo pero su idea es explotar el modelo D2C (directo al consumidor) cobrando una suscripción a los interesados en este mercado y a potenciales inversores de esta industria.

Una aplicación para potenciar los contactos profesionales

Sí, ya sabemos que Linkedin ya permite justamente eso, potenciar los contactos profesionales, pero lo que propone Lunchclub es algo bastante diferente. No se trata de un lugar donde poner nuestro bagaje laboral para encontrar contactos y ser encontrado, sino que aquí se va directamente al grano sobre lo que necesitamos en ese momento. Y que aquí se buscan conexiones reales, no virtuales. Cuando un usuario se da de alta con su email, la web le pide que destaque cuáles son los objetivos que tiene. Por ejemplo, hay quien destaca que quiere conseguir financiación, encontrar un socio o gente con nuevas ideas con personas de su profesión. A partir de ahí, la plataforma le sugiere contactos con sus email correspondientes, para que puedan hablar y quedar para comer o tomar un café. Otra curiosidad es que aquí no es tan importante el perfil que pongamos, sino la información que la aplicación obtiene de cada uno a través de su presencia online en redes, webs, etc. La herramienta permite también dejar comentarios con los que puede ir aprendiendo sobre cuáles de las conexiones están teniendo éxito para poder afinar más en sus recomendaciones. Que la idea funciona, lo demuestra el dinero que ya ha recaudado en su fase semilla (4 millones de dólares) y que tiene una lista de espera para formar parte de su comunidad (que de momento se limita a seis ciudades de EEUU y Londres).

Publicidad - Sigue leyendo debajo