La empresa de muestras gratuitas que provoca colas en los comercios

Cualquiera que se aproxime a un centro comercial verá multitud de colas de personas agolpadas para comprar, pero hay una donde la gente no tiene que pagar para conseguir un producto. ¿Qué regalarán ahí?

Robert Bonara, CEO de Samplia
Gema Checa HEARST

Fue durante su etapa de estudiante universitario cuando Robert Bonada empezó a trabajar en publicidad. “Contraté a toda mi clase para hacer un sampling de Gallina Blanca”. En este entorno estudiantil surgió la idea de crear Samplia y fue de la forma más académica posible: “Tuve que hacer un proyecto para una asignatura de la universidad y yo me inventé Samplia, una idea que se quedó en el cajón y que luego recuperé”, afirma.

Corría 2011 y España estaba sumida en plena crisis, nadie movía dinero en nuestro país, pero Bonada tuvo la suerte de que un inversor se interesó en este proyecto y le entregó 125.000 euros para poner en marcha la idea.

En qué consiste

Samplia opera gracias a una máquina que regala productos a través de una aplicación y, a cambio, el consumidor tiene que hacer un feedback del producto contestando a 10 preguntas que luego se le facilita a la marca. Si algún usuario no contesta, no podrá sacar más muestras hasta que no haya contestado a todas las preguntas. Es una forma de asegurarse de que cumple su parte. El 85% de las 50.000 personas que prueban un producto en Samplia contesta a la encuesta en la primera semana. Acaba siendo el 100%, porque los usuarios quieren repetir.

Los comienzos no fueron fáciles, pero Bonada tenía experiencia en el sector del marketing, lo que le facilitó las cosas. “Tenía contactos en algunas marcas y empezamos a trabajar con Lays. Teníamos clientes, pero nos faltaba lo más importante: los usuarios. Nadie conocía Samplia, ni sabía cómo funcionaba la aplicación, por eso posicioné en cada máquina una persona encargada de explicar el funcionamiento de la app”.

Aun así, los usuarios eran recelosos de usar la aplicación. “Empezamos a tener pérdidas. Mi socio me vendió su parte y yo asumí la deudas”, explica Bonada, que añade: “A partir de entonces, empezaron a llamar más empresas para trabajar con nosotros. Primero fue Aneto, luego Coca Cola, Nescafé... La gente empezó a conocernos y nuestro crecimiento fue exponencial”.

Actualmente trabajan con empresas de sectores muy diversos: Nestlé, L’Óreal, Procter and Gamble, TuLotero o Vaughan. ¿La escuela de inglés? ¿Qué tiene que ver una academia con las muestras a pie de calle? “Ellos quieren vender cursos online y ven en nosotros una solución para acercarse a su público. Todo el mundo destina presupuesto a lo digital, pero se están olvidando de lo físico. Una persona recuerda mejor una máquina de Samplia, que la saturación de mensajes en línea. Para captar a una persona hace falta algo físico. Eso es lo que Samplia hace. Así la respuesta es muchísimo mayor”, explica el fundador.

Los resultados de la encuesta son enviados a la empresa cliente en tiempo real. Gracias a un dashboard la empresa puede saber cómo está funcionando la campaña. La aplicación recoge datos de sexo, edad y preguntas contestadas.

Las máquinas de Samplia se ubican en centros comerciales, en un lugar donde los clientes están más receptivos para comprar. “Están en un entorno de entretenimiento y relajación, por eso hacen colas de una hora y media para coger un producto en Samplia”, declara. La diferencia de Samplia con el resto de promotoras de la calle está en que el cliente es quien elige coger una muestra en Samplia, no al revés.

La firma tiene también puesta la mira en expandirse en el exterior. Ya han asentado máquinas en Guatemala, México, Portugal y Colombia. Pero su estrategia no está solo en buscar nuevos mercados sino en nuevas formas de acercar los productos al cliente.

¿La competencia de Amazon?

El mundo ahora pertenece a Amazon. Los centros comerciales en Estados Unidos están perdiendo afluencia. Y nadie pone la mano en el fuego de que en España no vaya a pasar lo mismo. Por eso, los centros comerciales están tratando de reinventarse: ocio, acuarios, coworking, eventos...

Los clientes compran ahora los productos por Amazon. “Nosotros queremos que la gente recoja productos gratis cerca de ti. ¿Cómo podemos lograr que la gente entre a una tienda? Habilitando un punto de entrega de Samplia. La app envía un mensaje a sus usuarios de que hay una muestra gratuita en una tienda y los usuarios tienen un tiempo limitado para recogerla. Un 20% de la gente que entra en las tiendas gracias a Samplia acaba comprando un producto".

ALGUNOS DATOS CLAVE: Ha llegado a estar en el número 2 de la sección de entretenimiento de Google Store, por encima de Tinder y Glovo. 4 millones de muestras en toda su trayectoria. 1.200.000 Descargas. Facturación 2018: 500.000 euros. Facturación prevista 2019: 760.000 euros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo