Tres ideas de negocio impactantes

Tecnología para la construcción, la conexión wifi y la gestión médica en hospitales

Young Boy and Girl Imagine Flying On Skateboard
RichVintageGetty Images

IA para analizar las mejores ubicaciones para construir

El desarrollo de las ciudades para acoger a un ingente número de personas sin renunciar a crear espacios agradables para vivir es uno de los objetivos de desarrollo sostenible que ha venido a resolver Spacemaker. Sus fundadores han ideado un software de inteligencia artificial que permite analizar y detectar las mejores ubicaciones para construir en las ciudades y la mejor forma de gestión del espacio. Una tecnología basada en inteligencia artificial que combina información y conocimiento de arquitectura, matemáticas, física, y otros campos para realizar análisis muy detallados de cada ubicación, además de facilitar la colaboración entre arquitectos, ingenieros, inmobiliarias e instituciones públicas.

Machine Learning para mejorar la conexión wifi en el hogar

Para las casas en las que hay jugones la conexión estable de la red wifi es fundamental. Un nivel de calidad en el tráfico de datos que Domos puede garantizar gracias a una tecnología a la que han llamado Wi-Fi Fast Track, un algoritmo de aprendizaje automático que ayuda a optimizar los recursos de la red en tiempo real. O dicho en otras palabras: Wi-Fi Fast Track garantiza la entrega de servicios específicos como juegos, transmisión y videollamadas, los que más recursos consumen. Y resulta que los cada vez más numerosos aficionados a los juegos en línea están más que dispuestos a pagar una cantidad justa de dinero por un servicio tan importante para mejorar la experiencia de juego. Sus fundadores están convencidos de que tienen por delante un mercado nuevo en el que tienen garantizada la lealtad del consumidor.

Altavoces inteligentes solo para médicos

Hacerle la competencia a Google, Amazon o Apple en el incipiente mercado de los altavoces inteligentes no parece una buena idea. Salvo que apostemos por un segmento muy concreto y especializado como el de la salud. Ese segmento es el que aspira a conquistar Robin Healthcare, una startup que quiere facilitar la atención médica a través de esta tecnología. La idea es bien sencilla: se colocan los altavoces inteligentes en las habitaciones de hospitales no sólo para que sirvan de canal de comunicación entre pacientes y profesionales, sino fundamentalmente para que transcriban y conviertan en informes médicos las interacciones entre estos, mejorando la atención y reduciendo el volumen de trabajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo