Seis startups con mucho ingenio

En todas ellas, la tecnología juega un papel fundamental en su desarrollo

image
Juan García Sánchez (de pie, 4º por la izda.), de Blockchain Work Labs.

Blockchain Work Labs

Desarrollo de proyectos blockchain, inteligencia artificial y machine learning

Como cualquier tecnología disruptiva, son conscientes que el blockchain todavía está en una fase incipiente y su conocimiento acerca de las ventajas que puede aportar genera muchas dudas en la gran mayoría de mortales y en las empresas, evidentemente, también.

“Cuando una cosa es muy nueva, la gente no tiene que ser experta en tecnología, sino saber qué cosas le resuelve, Y ese es el enfoque que debemos dar. Cuando hay detrás una tecnología muy disruptiva, siempre cuesta mucho explicar al cliente las ventajas que tiene, pero lo que tenemos que intentar comunicar es que ‘venimos aquí para ayudarte a que seas más competitivo, a que vendas más, a que ahorres costes…’. Esa es la forma en la que estamos comunicando al mercado lo que hacemos. Sí que es cierto que en la tecnología blockchain, la parte de las criptomonedas ha perjudicado mucho. El discurso ha confundido a mucha gente y eso ha dificultado un poco el mensaje de que ha venido para quedarse, que en otros países es ya una realidad y tenemos que ponernos las pilas para ser más competitivos”, explica Juan García Sánchez, fundador, junto a Juan Besari y Sergio Velasco, de Blockchain Work Labs, que cuentan con el apoyo de la multinacional IBM, y han iniciado un proyecto con el despacho Gómez-Acebo & Pombo.

“Nuestro planteamiento de empresa es ser partner, no un proveedor, para ayudar a las empresas a que sean más competitivas. Y eso lo hacemos a través del desarrollo de software con dos verticales. Por un lado, blockchain, que es una tecnología que facilita la transparencia, la trazabilidad y la seguridad. Y por otro, inteligencia artificial y machine learning”.


image
De izda. a dcha., Natàlia Flores, Josep Fígols, Maria Teixidor, Meritxell Bosch y Marta Méndez, de BCNresol.

BCNresol

La solución tecnológica para luchar contra el bullying y el mobbing

El proyecto nace tras la experiencia vivida por la abogada María Teixidor cuando, en 2012, los padres de una adolescente, víctima de bullying, acudieron a su despacho en busca de ayuda porque su hija se había suicidado. Esta experiencia le conmocionó el caso y decidió hacer lo imposible para que este tipo de situaciones no se repitiesen. Si realmente se buscaba un impacto social, tenía claro que la tecnología debía jugar un papel importante. Buscó socios en su entorno que compartiesen su visión y fuesen complementarios y junto a Josep Fígols, experto en TIC y dirección de empresas, y las también abogadas Marta Méndez, Natàlia Flores y Meritxell Bosch, pusieron en marcha, en 2016, BCNresol.

El objetivo de la compañía es desarrollar y ofrecer soluciones digitales que faciliten la alerta de conflictos y permitan su gestión y documentación de una forma ágil y segura. “Cuando hablamos de conflictos nos referimos a los que generan las nuevas tecnologías, como el ciberbullying, y a los lamentablemente más tradicionales, como el acoso escolar o bullying, los trastornos de conducta alimentaria como la anorexia o la bulimia, el acoso laboral o mobbing, el acoso sexual o la violencia de género, entre otros”, explica Fígols.

Hasta ahora, la compañía ha desarrollado dos soluciones. Una, b-resol, dirigida a centros educativos y deportivos (alertas de adolescentes). Y la segunda, co-resol, para empresas, universidades y administraciones (alertas de adultos). “Las dos aplicaciones ya se han integrado en el funcionamiento de unas 100 organizaciones y su potencial de crecimiento es considerable”.


image
Carol Frau y Óscar Gallego, de Blaine Box.

Blaine Box

Ecommerce de flores que garantiza su frescura y mayor durabilidad

Blaine Box es un proyecto fundado por Carol Frau y Óscar Gallego (madre e hijo), que nació a raíz del cumpleaños de Carol, en el que su hijo le regaló un ramo de flores. “El ramo era grande y mi madre no tenía un jarrón adecuado. Finalmente, lo colocó dentro de una botella de plástico cortada y el ramo perdía parte de su encanto. Además, la botella no tenía estabilidad y el aire tiró el ramo y desparramó el agua. A partir de ese momento, imaginamos que otras personas habrían optado por colocar los ramos en botellas de plástico, uno de los materiales más contaminantes. Así que decidimos que nuestra propuesta, entre otras cosas, debía de estar diseñada para ser sostenible. Por ello, utilizamos cajas de cartón reciclado”, explica Gallego, que invirtió inicialmente junto a su madre y socia unos 7.000 euros.

A partir de ese momento, idearon cómo solucionar el problema del jarrón y el agua. “En nuestros ramos incorporamos una elegante caja redonda personalizable que contiene agua y nutrientes, permitiendo así que el cliente no tenga que buscar un jarrón ni preocuparse de poner agua. Enviamos ramos a toda España en 24 horas y garantizamos que nuestros ramos aguanten más de 7 días. Además, trabajamos con productores nacionales e internacionales a los que compramos nuestras flores, así garantizamos mayor durabilidad y frescura”.

Con este modelo están penetrando también en restaurantes, hoteles y empresas que quieren personalizar su caja y tener cada semana flores frescas en sus locales mediante un modelo de suscripción o afiliación. Empezaron a vender el pasado mes de marzo y ya tienen clientes como Dolce & Gabbana y restaurantes, hoteles y espacios de coworking.


image
De izda. a dcha., Sheila Moya y Mª José González, de Pislow.

Pislow

Servicio de renting de ropa, bolsos y accesorios por suscripción mensual

Frente al fast fashion o ‘moda rápida’, que invita a cambiar constantemente de ropa y seguir las últimas tendencias, está el fashion renting, una propuesta más sostenible.

Sheila Moya y María José González quieren acercar esta tendencia al mercado español con Pislow, un servicio de renting de prendas, bolsos y accesorios a través de una suscripción mensual. “Un estilista selecciona y diseña una caja exclusiva según los gustos y preferencias del usuario, que recibe en su domicilio, garantizando siempre que las prendas están en perfecto estado”, explica Moya.

Para estas emprendedoras, que hasta la fecha han invertido unos 40.000 euros, no se trata de una alternativa a la compra, sino de promover una nueva forma de consumir más innovadora, reduciendo residuos, reutilizando recursos, más circular y más sostenible, de manera que la ética y la moda vayan de la mano.

“Nuestra ventaja competitiva es que unimos el alquiler con la suscripción y tenemos un proceso circular de las prendas, ya que estas vienen directamente desde la marca (son prendas nuevas no de segunda mano). Además, ofrecemos a las marcas un nuevo canal de distribución que no canibaliza su canal principal de compra y por el que obtiene beneficios más atractivos que con una compra estándar”.

El modelo de negocio de Pislow, que ha puesto el ojo en el mercado europeo y Sudamérica, ha despertado el interés de Rosa Tous, vicepresidenta de la firma de joyas Tous, y de inversores como Carlos Blanco y el publicista Marc Ros. A ellos se suman como socios Aniol Brosa, Ester Palomar y David Tomás.


image
Óscar Valledor, de Project Lobster.

Project Lobster

Venta directa de gafas de diseño propio a precios asequibles

Controlar todas las partes del proceso, le permite a Óscar Valledor y su equipo de Project Lobster reducir el número de intermediarios y ajustar al precio al cliente final. “Somos es una marca contemporánea de diseño, producción y comercialización de gafas de alta calidad a un precio asequible. Nuestra propuesta se basa en un modelo de venta directa, en el que el equipo se encarga de todas las partes del proceso: diseñamos y fabricamos nuestras gafas, tanto monturas como lentes, para luego poder venderlos directamente al consumidor final. Reduciendo el número de intermediarios, somos capaces de ofrecer un producto de alta calidad controlando el precio”.

Valledor, que ganó el programa Yuzz, subraya que, como marca, “podemos crear una experiencia mucho más controlada, coherente y personalizada para cada uno de nuestros clientes. Sabemos exactamente lo que quieren y necesitan, y trabajamos de manera ordenada para satisfacer estas necesidades”.

Cuando empezó con el proyecto, Valledor se dio cuenta que estaba en un sector muy monopolizado. “Una gran compañía controla el holding de las marcas más vendidas y también controla el precio. Contar desde el principio con grandes partners, nos ha permitido escalar rápidamente las operaciones sin que sufra el nivel de servicio, lo que es crucial para una marca de moda como la nuestra que tiene mucho que demostrar y pocas oportunidades para hacerlo”, afirma Valledor, que el pasado mes de julio cerró una ronda de 300.000 euros. Project Lobster ya tiene dos tiendas físicas (Valencia y Barcelona) y prevé abrir otra en Madrid.


image
De izda. a dcha., Jorge Blasco y Jordi Dalmau, de Mun Ferments.

Mun Ferments

La bebida probiótica artesana que ya se vende en más de 1.000 puntos físicos

"En Mun Ferments elaboramos té fermentado kombucha, que es una bebida suavemente burbujeante, pero sin apenas azúcar, por lo que es una perfecta y saludable alternativa a los refrescos y a las bebidas de baja graduación alcohólica. Contiene aminoácidos, vitaminas de los grupos B y C, minerales y ácidos orgánicos. Además, es una fuente de probióticos naturales, ayuda a las digestiones y al sistema inmunológico y potencia la función hepática, contribuyendo a la desintoxicación”, detalla Jordi Dalmau, fundador, junto a Mercè Pérez, de esta empresa, a la que se unió también el business angel Jorge Blasco.

Desde 2015, su marca se vende online y, actualmente, en más de mil puntos de venta en todo el territorio español. “Se puede encontrar en tres formatos y seis variedades distintas en tiendas especializadas (herbolarios, ecológicas, tiendas gourmet), en grandes cadenas comerciales, en el canal Horeca (cafeterías y restaurantes saludables) y en centros deportivos”.

Dalmau conoció la kombucha por un problema de salud y, al ver la eficacia del producto a la hora de solventar sus dolencias (cefaleas, dolores musculares y cansancio, principalmente), “apostamos por comercializar la bebida para que el máximo de gente la conociera y pudiera comprobar sus beneficios”.

Dalmau y sus socios, que han captado dos rondas de financiación y un Enisa, vieron que en España había un hueco por cubrir. “Nadie elaboraba una kombucha premium, con ingredientes naturales, de primera calidad y ecológicos y, además, envasada en vidrio, el material más seguro que no traspasa partículas al contenido. Nuestro principal rasgo distintivo es la poca cantidad de azúcar que contiene nuestro producto”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo