Sanganxa, el paraíso de los amantes de los instrumentos de viento

Cuenta con 4 tiendas físicas y un ecommerce, con los que facturan tres millones de euros

Luis Miguel Mateu (sexto por la derecha), fundador de Sanganxa.

Qué mejor que un músico para saber lo que necesitan los músicos. En ese 'pequeño' detalle radica, tal vez, gran parte del éxito comercial de la empresa valenciana Sanganxa, fundada en 2005 en Llanera de Ranes, por Luis Miguel Mateu, profesor de trombón y músico profesional.

"Somos músicos y tenemos unas necesidades que las tiendas de entonces no cubrían; tan solo se dedicaban a despachar instrumentos o accesorios sin aportar información o valor adicional al producto. Como profesor de trombón, necesitaba saber las novedades que ofrecía el sector y poder conocer de primera mano, para poder así aconsejar después a los alumnos viendo sus necesidades musicales. Esta conexión entre profesor y tienda de música que ponga al alcance del primero las últimas novedades de las marcas fue la que me animó a abrir nuestra primera tienda en Llanera de Ranes", recuerda Mateu.

De músicos para músicos

En ese contexto, este músico, rodeado de otros músicos, decidió ofrecer un proyecto integral que reuniera en un mismo espacio una amplia variedad de instrumentos de viento de las principales marcas del mercado, ofrecer una atención personalizada a través de técnicos especializados en este tipo de instrumentos y un taller de mantenimiento y reparaciones.

En ese camino, Sanganxa ya cuenta con cuatro tiendas físicas y un ecommerce, con el que cierran el círculo de la omnicanalidad, donde reside toda su estrategia comercial que ha llevado a la compañía a facturar tres millones de euros.

En 2008, Mateu y su equipo deciden ampliar fronteras y lanzan su canal online: "El proyecto arranca con la mentalidad de ofrecer una vía más de compra a los ya clientes. Teníamos claro que queríamos ser especialistas en viento y teníamos claro que queríamos ampliar fronteras por necesidades del propio negocio de economías de escala y coger un cierto peso en el mercado para tener un servicio diferenciado y una buena gama de producto que ofrecer al cliente final".

Un amplio catálogo

Empezaron con 700 referencias y fueron introduciendo mejoras en la gestión interna gracias a ERP's, integraciones con diferentes proveedores y partners. "Eso nos permitió estar muy preparados para ampliar nuestro catálogo de referencias. A partir de 2012 empezamos abrir más categorías de productos y ya contamos con 4.000 referencias, donde más del 80 por ciento está almacenado en nuestro almacén", subraya Mateu.

La estrategia omnicanal es clave en el crecimiento de Sanganxa. Como señala Jordi Ballester, ecommerce manager de la compañía, "nuestra web no sería nada sin las tiendas físicas y viceversa". Y esa estrategia se apoya además en redes sociales, a través de sus canales de Facebook, Instagram y Youtube.

"Otra cosa que nos hace diferentes en el mercado es nuestro servicio de atención telefónica al cliente y por correo electrónico, donde les asesoramos sobre todas las dudas que puedan tener. Y para ello contamos con expertos en cada uno de los instrumentos que vendemos: saxos, trompetas, trombones, tubas, trompas, flautas, clarinetes…", afirma Ballester, que sostiene que las armas de Sanganxa para competir contra Amazon "son una atención personalizada y un asesoramiento y acompañamiento pre y postventa".

Apoyo constante

Precisamente, las tiendas Sanganxa cuentan con salas acústicas acondicionadas para que los clientes prueben los instrumentos antes de su decisión de compra. Y también ofrecen, además de la posibilidad de financiar la compra de instrumentos, dos servicios novedosos: Try Service y Sanganxa Recompra.

"Somos conscientes que comprar un nuevo instrumento profesional es una decisión muy importante. La inversión es considerable, ya no sólo en dinero sino también por encontrar una herramienta de trabajo que realmente se adapte a las necesidades de cada músico. A través de Try Service, el cliente puede probar su instrumento durante cinco días de manera gratuita, antes de decidir si se lo queda. Y si pasado un tiempo, después de la compra, el cliente descubre que no es el instrumento que necesita, puede acogerse a nuestro servicio de recompra", detalla Mateu.

Así, dentro de los primeros seis meses, si el cliente devuelve el instrumento en buenas condiciones, consigue un bonus del 90 por ciento sobre el precio de compra (IVA no incluido) para adquirir otro instrumento de nivel superior, o un 80 por ciento (IVA no incluido), si prefiere la devolución del dinero. O si quiere devolver el instrumento dentro de los dos primeros años, puede conseguir un bonus del 60 por ciento sobre el precio de compra (menos el IVA) para adquirir otro instrumento de nivel superior o un 50 por ciento (menos el IVA), si prefiere la devolución del dinero.

Showroom de Yamaha

"Nuestro objetivo es ofrecer siempre el mejor servicio personalizado a los músicos. En ese sentido, el año pasado abrimos en nuestra tienda de Xàtiva un showroom, un proyecto pionero, que no existe en Europa, dedicado a la marca Yamaha, que es el primer fabricante de instrumentos de viento del mundo", destaca Mateu.

Además, la compañía también cuenta con la Fundación Sanganxa, "donde revertimos parte de lo que ganamos para promocionar la cultura musical a todo el mundo. Pensamos que es importante dar a conocer la música, tanto a los más jóvenes como al público general. Desde la fundación, programamos más de 30 actividades al año enfocadas a la promoción y difusión de la música. Facilitamos que los músicos más jóvenes puedan tocar y aprender con solistas de primer nivel, organizamos jornadas para disfrutar de la música sea cual sea el nivel del participante y posibilitamos que familias sin recursos no queden fuera de poder disfrutar de este arte por no poder adquirir un instrumento musical en condiciones", concluye Mateu.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo