Cinco emprendimientos hasta dar con su “zona de confort” con los kayak

Su reino está en Alhendin, un municipio en la provincia de Granada en el que Alejandro Vega Martín cuenta con una nave de 3.500 metros cuadrados que alberga el sohwroom de kayaks “más grande de España y posiblemente también de Europa”.

Todokayak

Alejandro Vega ha tenido que acometer hasta cinco emprendimientos para encontrar lo que ahora considera su zona de confort. Primero, a la edad de 18 años, montó un cibercafé en Madrid, después un negocio online para la venta de inmuebles de lujo. A este le siguió una red social dirigida a viajeros, Tripsbook, con la que ganó un juicio a Facebook. La cuarta empresa, también en el entorno online, fue un ecommerce para la venta online de muebles y decoración. Decir que, salvo del traspiés de la red para ‘mochilero’, con ninguno de ellos, ha llegado a experimentar Vega el fracaso empresarial dada su obsesión por diversificar y su capacidad para ‘bajar la persiana’ cuando ve que algo empieza a dejar de funcionar.

Sin embargo, no ha sido hasta ahora, con 40 años recién cumplidos, cuando dice encontrarse más cómodo en los negocios. La oportunidad la ha hallado en una de sus aficiones personales, los deportes náuticos, y a través de la venta de kayaks en una gigantesca nave de 3.500 metros cuadrados que tiene en el municipio granadino de Alhendin.

El nombre de la empresa es Todokayak con un catálogo de más de 90 modelos de esta variedad de piragua y 300 accesorios. Esto lo convierte en el mayor showroom nacional de su género y “posiblemente, de Europa”. De ellas vendió el año pasado un total de 1.500 unidades que le permitieron facturar 670.000 euros, prácticamente el doble que cuando abrió el negocio, en 2017. Es a lo que se refiere cuando habla de “crecimiento exponencial”.

El éxito de Todokayak se lo atribuye Vega a la experiencia acumulada en los emprendimientos anteriores. “Todas mis empresas han girado en torno a internet y es en el comercio electrónico donde radica mi principal fortaleza. También estoy muy familiarizado con el mundo de la importación. Todokayak es la suma de todos mis aprendizajes anteriores, con sus aciertos y sus errores”, declara.

De sus errores extrajo como lección principal la conveniencia de diversificar. Bajo este principio, Alejandro Vega simultaneó durante un tiempo el negocio de venta online de muebles y decoración con el arranque de Todokayak hasta cerciorarse de su encaje en el mercado. Para ello, el primer paso fue identificar a un fabricante internacional que se ajustara a sus cánones de calidad y diseño. Una vez localizado, abrió un pequeño almacén en el que un stock de no más de 10-12 modelos para abastecer las ventas por internet. Ya el primer año pudo constatar la oportunidad de negocio, después de vender 900 kayaks. Asimismo, y pese a haber arrancado con un ecommerce, la evolución del negocio le indicó que las ventas, en este caso, podían mejorar por el terreno físico motivo por el que se animó a comprar la nave actual. No obstante, a día de hoy, el 90% de las adquisiciones le siguen llegando por el canal digital siendo el 85% de sus clientes nacionales.

Al margen de disponer de un amplio catálogo, Alejandro Vega señala como otras claves de su éxito, la buena calidad del producto en relación con su precio en el mercado y el disfrute de una buena reputación online, otra de sus obsesiones que le llevan a invertir alrededor de 30.000 euros al año en publicidad en Google Ads y a contar con el apoyo de profesionales SEO y SEM. En cuanto a la competencia, más que situarla en los grandes players, tipo Decathlon, la encuentra en una decena de negocios similares al suyo repartidos por otros espacios de la costa española.

Pero llegar a la zona de confort no implica para un emprendedor tumbarse a contemplar el horizonte y dejar que todo fluya. Obsesionado por diversificar, Alejandro Vega no para de concebir planes de expansión. Como objetivos principales para 2020, se propone seguir con la internacionalización, un proceso que ya ha arrancado con una primera tienda en Portugal y la traducción de la web a otros idiomas; y lanzar una nueva marca, Maorí, orientada al paddle surf. Conforme consolida mercados, la idea es is añadiendo artículos vinculados también al deporte acuático, como bicicletas o motos náuticas. Así hasta consolidarse como referente nacional en el sector, que es como se ve de aquí a cinco años.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo