Cuatro ideas de negocio que no conocías

Oportunidades en IoT,

Multicolored light bulbs
Ilona NagyGetty Images

Nano satélites low cost para el IoT

El desarrollo del Internet de las cosas sigue precisando de soluciones que garanticen la buena conectividad de todos los objetos a Internet. Una de esas soluciones y muy original es el desarrollo de nano satélites a precios low cost capaces de cubrir el cien por cien de la superficie de la Tierra. Eso es lo que asegura con sus servicios la startup holandesa Hiber, que en lugar de centrarse en el desarrollo del IoT dentro de los hogares ha pensado en grandes espacios en los que hoy ni siquiera llegan las redes wifi. Su objetivo es acabar con la desconexión rural y de lugares remotos como océanos, selvas, alta montaña o los espacios polares. Gracias a Hiber ya es posible monitorear flotas pesqueras en lugares remotos del Pacífico, cultivos de África, aguas subterráneas de Australia, ganado en América del sur… entre otras muchas aplicaciones.

Cultivos verticales de verduras

MicroFlavours es una granja vertical ubicada en el centro de Bruselas en la que se cultivan verduras. Su idea es desarrollar el concepto de consumir alimentos de kilómetro cero. Verduras saludables “más ricas en vitaminas y minerales que sus variantes maduras”, según apuntan ellos mismos, que distribuyen por los barrios de la capital belga y sus alrededores más próximos ya que la sostenibilidad está en el ADN del negocio.

Drones espías con apariencia de pájaro

La startup islandesa Flygildi ha desarrollado los drones más bonitos del cielo. Tienen apariencia de pájaro para acercarse y grabar la vida silvestre sin despertar sospechas entre los animales. La empresa, fundada por dos expertos en el desarrollo de vehículos autónomos no tripulados, se creó con la idea de lanzar y comercializar drones para operaciones secretas y silenciosas tanto para uso aéreo como submarino. Estos modelos únicos por su discreción (son extremadamente silenciosos) tienen aplicación en misiones militares, empresas privadas de seguridad y para la conservación e investigación de la vida silvestre al proporcionar datos e imágenes más precisas que ningún otro equipo y sin causar ninguna molestia a los animales.

Una aplicación para regalar y compartir el uso de cosas

Freemi es una aplicación tipo Wallapop pero que en lugar de estar enfocada a la venta de todo tipo de artículos lo que propone es el intercambio gratuito de estos. Para incentivar ese intercambio hace hincapié en la cantidad de CO2 que se evita la atmósfera al reutilizar las cosas. Basta con que el usuario haga una foto del objeto en cuestión (moda, complementos, muebles, calzado, electrodomésticos…), lo suba a la aplicación con una descripción para que la App muestre en su pantalla cuánto CO2 se está ahorrando el planeta y que los interesados puedan pasarse a recogerlo completamente gratis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo