Estas startups van a acabar con el cáncer

Proteína de tiburón, aprovechar el sistema inmunitario de donantes sanos, cultivo de microtumores para terapias personalizadas...

image
FatCamera

Proteína de tiburón contra tumores

Elasmogen es una startup biofarmacéutica que desarrolla tratamientos para enfermedades reumatoides enfermedades autoinflamatorias, oftalmología y oncología. Entre ellos, uno muy particular: proteína de tiburón para combatir el cáncer. Están trabajando sobre una proteína que se encuentra en la naturaleza llamada VNAR, similares a los anticuerpos y que son componentes clave del sistema inmune de un tiburón. Su principal responsable, Caroline Barelle, dice que sus tratamientos son 10 veces más potentes que las terapias existentes. Acaban de recibir financiación por valor de 2 millones de libras (2.356.778 euros) de un fondo británico para que puedan avanzar en sus investigaciones.

IA para detección precoz con un análisis de sangre

Inteligencia Artificial al servicio de la medicina para detectar el cáncer con la mayor antelación posible y evitar así su desarrollo. En eso trabajan los fundadores de PinPoint, que han desarrollado una prueba que permite evaluar rápidamente a los pacientes con síntomas vagos de la enfermedad y facilitar que se les derive hacia el tratamiento correcto. La Inteligencia Artificial ayuda a identificar la enfermedad gracias al aprendizaje automático y la combinación de información de múltiples biomarcadores de cáncer e información del paciente en una única prueba. Dicen que su visión de cara al futuro es que la mayoría de los pacientes de cáncer se puedan curar sin experimentar ninguno de los síntomas habituales ni los efectos secundarios del tratamiento.

Imágenes para detectar células cancerígenas durante la cirugía

Una startup con muchísimos premios como medtech por sus innovadores productos. Lightpoint Medical desarrolla y comercializa tecnología de imágenes y sensores que facilitan el tratamiento del cáncer por su capacidad para diferenciar las células cancerígenas de las sanas. Una necesidad que hasta ahora no estaba cubierta. El cirujano puede ver en tiempo real el cáncer durante la cirugía, mejorando así los resultados de las operaciones. Funciona inyectando al paciente un medicamento que busca el tejido canceroso y que cuando lo encuentra emite una señal de luz que puede ser detectada por la tecnología Lightpoint. Con esta solución, los cirujanos pueden trabajar con más éxito y reducir así los tratamientos adicionales que se dan tras una operación de cáncer: quimioterapia y radioterapia.

Aprovechar el propio sistema inmunitario

TC BioPharm (TCB) trabaja en el desarrollo de terapias basadas en células para tratar el cáncer y las infecciones virales graves. Actualmente está investigando una terapia celular alogénica de células GDT para el tratamiento de la leucemia. Células procedentes de donantes sanos que pueden atacar a las cancerígenas con mejores resultados que las propias del paciente. Las células GDT son un subconjunto de linfocitos que tienen propiedades inmunes innatas y adaptativas y se han convertido en una alternativa muy factible para el tratamiento del cáncer y otras enfermedades. La empresa ha recibido una inyección de 4 millones de euros por parte del programa de investigación 2020 de la Unión Europea.

Veneno de animales

Veneno de serpientes, arañas y ciempiés como parte de la investigación científica para curar enfermedades como el cáncer. Eso es lo que propone Venomtech, una empresa de biotecnología fundada en 2010 por Steve Trim, un científico farmacéutico. Comercializa una gran variedad de venenos y en cantidades suficientes gracias al desarrollo de instalaciones técnicas únicas para extraer los diferentes tipos de venenos. Y los venden ya listos para usar en investigaciones de todo el mundo.

Cultivo de microtumores

Xilis trabaja en el desarrollo de terapias más personalizadas contra el cáncer. Sus fundadores dicen que muchos tipos de cánceres no tienen curación porque cada paciente y cada cuerpo es un mundo. Y sólo se han desarrollado tratamientos que sirven para una mayoría, pero no para todo el mundo. Desde este punto de vista ellos lo que proponen es cultivar microtumores, o pequeñas versiones de órganos humanos para trabajar en la investigación contra el cáncer. La firma puede cultivar tumores de un paciente con cáncer para que los médicos y las farmacéuticas puedan desarrollar tratamientos personalizados que respondan a cada tipo particular de cáncer. Dicen que gracias a su tecnología pueden cultivar 10.000 micro tumores de una sola biopsia de cáncer y probar en ellos los tratamientos para predecir cuál será el más adecuado. Una propuesta que no sólo tiene un valor incalculable para los pacientes, sino que también permite a las farmacéuticas ahorrarse millones de euros en investigación.

Mapear el cáncer

Paige desarrolla sistemas de aprendizaje automático a gran escala para patología computacional. O dicho de otra forma, combina diapositivas digitales con información genómica para mejorar el diagnóstico de la enfermedad. Sus algoritmos están entrenados con diagnósticos de los principales expertos en cáncer del mundo y cientos de miles de diapositivas digitales. Además, Paige acelera el descubrimiento de nuevos biomarcadores y está diseñado para generar nuevos conocimientos sobre las vías y la eficacia de los medicamentos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo