Robótica

España, el cuarto país de Europa en uso de robots industriales y presente en la industria desde los años 70, importa la totalidad de estas máquinas. Sin embargo las grandes empresas que controlan el mercado de automatización industrial (ABB, Kuka, Fanuc o Motoman, japonesas, alemanes, suecas…) no tienen ni plantas en España.

La lista de robots creados por decenas de pequeñas firmas españolas, entre ellas the Corpora, Iberobotic o Aquiles Robotics, es interminable. Pal Robotics ha diseñado un androide, el Reem B, 1,65 de altura, que camina a cinco km/h, reconoce las caras y la voz y podría ser utilizado como guía en museos. Aquiles, que está diseñando robots para rehabilitación de pacientes, tiene ya otro listo para actividades de rescate. Y Sener, que participa en el desarrollo de uno de estos autómatas para protección y defensa militar, ha vendido un robot para limpiar los espejos de las centrales solares.
Según Ramón López de Mántaras, director del Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial, “estamos entre los países de Europa con mayor calidad en investigación sobre robótica”. Sin embargo, no hay aquí una sola empresa de robótica con un producto asentado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Oligopolio industrial
Igual pasa en el emergente sector de los robots para consumo doméstico. Aún cuando empresas como The Corpora tiene en marcha un robot para vigilancia con visión artificial y que puede hablar con un interlocutor, el mercado mundial de estas máquinas domésticas está controlado por empresas como Samsung o LG. Así que esas imágenes de robots Made in Spain no sirven más que para elevar el ego del público. Por muy impresionantes que parezcan, no logran penetrar en el mercado: unas están en fase de prueba y las otras no se venden. Una tremenda oportunidad perdida ya que la industria de robots, que factura 15.000 millones de dólares al año, no ha parado de crecer. Solo en España la población de robots industriales se dobló entre el 2002 y el 2010, de 18.350 a 30.540”.

Datos destacados

Inversión: Los próximos años el sector crecerá al 10% anual.
Facturación: El sector factura 15.000 millones de dólares al año.

Publicidad - Sigue leyendo debajo