La óptica más moderna y, también, tradicional

image
Tienen 260 empleados, venden en 56 países e ingresaron 16 millones de euros en 2011, una cifra que aumentará entre un 10% y un 12% este año.

En el caso de Moritz Krueger y Daniel y Philipp Haffmans, tener una experiencia previa en el mundo de la óptica fue fundamental para crear Mykita en 2003. “Queríamos hacer unas monturas de gafas de acero inoxidable extremadamente ligeras. La idea era que la compañía funcionara como lo habían hecho anteriormente las factorías del siglo XVIII, donde toda la cadena de producción se llevaba a cabo bajo el mismo techo”, nos cuenta Krueger, CEO de la empresa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para hacerse un hueco en un mercado bastante saturado, contrataron un ingeniero retirado para que les ayudara a diseñar una colección de gafas que no necesitara bisagras en las patillas y que tuviera un diseño atractivo al mismo tiempo. “Todos los componentes están cortados de la misma plancha de acero, siguiendo el principio del origami japonés, doblándose sobre sí mismas, convirtiéndose en una estructura tridimensional”, explica Krueger.

En 2006 lanzaron una colección de acetato para diversificar la oferta y la última innovación, tras años de investigación, es Mykita Nylon, un nuevo material patentado de polvo de poliamida y que se ha posicionado a caballo entre la industria de la moda y el deporte. “Todo lo hacemos en Alemania; es la única forma de alcanzar estándares de calidad”, asegura Krueger.

www.mykita.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo