Sin agua ni jabón

image
Paper Shower ha quedado finalista en la categoría de mejor producto innovador de los ‘Edison Awards’.

Médico de profesión y ciclista por afición, a Jim Bahcall se le ocurrió Paper Shower una mañana de julio de 2010 camino de la oficina. “Siempre voy a trabajar en bicicleta y paré en un Starbucks a tomarme un café. Me limpié la cara y manos con una toallitas húmedas que llevaba, pero al final tuve que entrar al baño a secarme con papel higiénico; era como si acabara de salir de la ducha. Y se me ocurrió la idea de incluir en el mismo paquete una toallita húmeda para limpiarte y otra seca para quitar los restos de humedad”, explica Bahcall. Buscó algo parecido en el mercado y no lo encontró, a pesar de que el mercado de toallitas húmedas mueve más de 1,6 billones de euros al año en EE UU. “No existía una identidad propia de marca y todas eran percibidas por el consumidor como toallitas para bebés”. Paper Shower se ha posicionado como una solución higiénica para adultos. Empezó con una inversión de 40.000 euros y prevé ventas de 800.000 euros en los próximos cinco años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

www.papershower.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo