Suscripción, sí, pero no a cualquier precio

Si estás dándole vueltas a poner en marcha un negocio de venta de productos basado en la suscripción, piénsatelo bien, porque no todo funciona con el consumidor español.

image
Patricia Pólvora, cofundadora de Teterum.com, predicando con el ejemplo y tomándose un respiro para beber té.

Muchos emprendedores ven una idea de negocio que funciona fuera de España y creen que porque tenga éxito fuera va a funcionar en nuestro país. Desde hace tres años proliferan en Estados Unidos y Gran Bretaña negocios de suscripción online. Por ejemplo, Birchbox.com, que envía a las consumidoras entre cuatro y cinco productos de belleza semanales de medio centenar de marcas. O Hoseanna.com, que envía medias y productos de higiene femenina mensualmente. Guyhaus.com, su homólogo masculino, envía desodorante, hojas de afeitar, champú... O como Lollihop.com que te lleva a casa snacks saludables semanales. O Bluum.com, que propone descubrir de cuatro a cinco nuevos productos semanalmente –desde toallitas de bebé hasta lavavajillas–. En unos casos, el negocio está en la venta de los productos y en otros, en derivar ventas.

Ideas para importar. Nosotros creemos que hay negocios, menos famosos, pero más importables que los cinco anteriores. Se trata de Memberly, que aplica el modelo de Etsy a las suscripciones online creando una plataforma para que cualquiera pueda ofrecer sus productos en suscripción, y CraftCoffee que propone por 18 euros al mes enviar una selección de café gourmet.

Teterum.com, aprender a beber té, sorbito a sorbito, envío a envío

A la Redacción nos llegan muchos emprendedores que tratan de copiar modelos de suscripción, pero ninguno se para a pensar en cómo es el consumidor español. Y es por eso que nos ha sorprendido Teterum.com, que sí que lo ha tenido en cuenta a la hora de importar el modelo de suscripción a la venta de té de calidad online –que no gourmet, eso lo dejan para más adelante– y se ha ganado un espacio en esta sección para contárnoslo.

¿Por qué nos ha llamado la atención? Patricia Pólvora, cofundadora de Teterum.com, un servicio de suscripción que envía un surtido mensual sorpresa de tés (hasta cinco variedades) por 10 euros, nos contaba que: “Basamos este concepto en escuchar primero qué es lo que quiere el cliente. Queremos ver hasta qué punto podemos personalizar el producto en función de lo que nos piden y sin que se nos vaya de coste. Creo que ese es el éxito de los modelos de suscripción para productos como el nuestro”. “No hemos hecho un lanzamiento completo, queremos ver primero la respuesta de los clientes. Nadie mejor que los consumidores nos puede decir qué es exactamente lo que quieren y necesitan”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo