Sólo pagas por el espacio que utilizas

image
Mónica López ha invertido unos 100.000 euros.

No es otra empresa de trasteros al uso, sino que “nos hemos especializado en facilitar el almacenaje inteligente y cómodo tanto a particulares como a empresas. Nuestra empresa surge como alternativa a los tradicionales trasteros, ya que gestionamos de manera flexible el espacio de almacenaje a pequeña y mediana escala. Además, nos encargamos de recoger y entregar las pertenencias del cliente en el domicilio particular o en la empresa en el momento en el que lo solicite”, explica su fundadora, Mónica López, que descubrió que existen servicios parecidos en Estados Unidos, Francia y Reino Unido.

A diferencia de los tradicionales trasteros, “nuestros clientes no disponen en exclusiva de un espacio fijo para cubrir sus necesidades variables, sino que les ofrecemos la posibilidad de disponer de todo el espacio que necesiten para almacenar, pagando únicamente por el volumen que ocupen sus mercancías. Así, el cliente no paga por espacio que no está utilizando. Esto permite un gran ahorro de costes, y en el caso de las empresas, por ejemplo, podría suponer hasta el 50% de ahorro en la gestión de su stock”. Con una inversión de 100.000 euros de recursos propios y un préstamo ICO, López prevé facturar este año unos 300.000 euros.

www.espacioflexible.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo