Un juego de mesa para fomentar la creatividad y la innovación en las pymes

El objetivo de IDK es que las empresas utilicen este recurso para fomentar la creatividad entre sus empleados para que puedan innovar desde el ADN con sus propios recursos humanos.

image
Entre sus clientes se encuentran IATA, Everis, ING, Cetelem o Repsol.

Kibo nace para ayudar a las empresas a innovar. “Tras fracasar en la primera vez – quería hacer consultoría de innovación–, pensé en la idea de ofrecer algo diferente a las empresas para superar las barreras del desconocimiento sobre creatividad”, explica Beatriz Sigüenza. Para ello, diseñó un kit de generación de ideas: “un juego de mesa que ayuda a fomentar la creatividad con un learning by doing”. Esta herramienta se llama IDK (Ideas Development Kit), y permite a un grupo de personas generar ideas sobre un problema de forma autónoma, a la vez que aprenden creatividad. “Pero IDK no es un juego propiamente dicho, porque no tiene competición. En la creatividad no puedes hacer competir a los trabajadores de una empresa, porque sería contraproducente”, destaca Beatriz Sigüenza.

Sigüenza, que ha contado con el apoyo de Pablo Almunia y de la aceleradora Kiubick, ha invertido unos 20.000 euros: “Trabajamos en nuevos kits para sacar al mercado, relacionados con la creatividad y para diferentes tipos de público. Tenemos en marcha el IDK en inglés, y los primeros en sacarlo al exterior serán nuestros propios clientes multinacionales”.
www.kibofactory.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo