Decoración de luces

A veces la falta de alternativas es lo que termina obligando a montar algo por tu cuenta. Es el caso de estos dos hermanos que terminaron centrándose en la iluminación decorativa.

image
Uno de sus últimos trabajos, el London Bar en Pontevedra.

No era la ilusión de sus vidas, ni era para lo que se habían preparado, ni querían crear su propio puesto de trabajo. Fue necesidad. "Ninguno de los dos tuvo nunca un trabajo al uso, con su sueldo a fin de mes. Llegamos tarde a eso", cuenta Pablo Varcarcel como reflejo de algo desgraciadamente demasiado habitual. Tanto él como su hermano Víctor iban tirando con trabajos eventuales o a tiempo parcial. Tras un pequeño intento de darle forma a una marca de camisetas, más como ejercicio de aprendizaje que otra cosa, empezaron a trabajar como instaladores de iluminación y sonido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Fue cuando se generalizó el uso de la iluminación led y empezaron a trabajar con ella cuando vieron la multitud de usos que se le podía dar, dando más protagonismo a la creatividad. "Al principio no nos preocupaba destacar, pero al entrar el led, se cambiaron las formas de plantear la iluminación. Nosotros no teníamos experiencia con ello, pero la competencia tampoco", afirma Pablo. Fue en ese momento cuando se pudieron desmarcar y empezaron a hacer cosas diferentes, centrándose exclusivamente en la iluminación centrada en el diseño creativo y espectacular.

Sus dos vías de negocio son la iluminación creativa y por otro lado una línea más convencional que desarrollan ahora que han cogido experiencia en los dos años que llevan con inSense. Tiene más peso la creativa, ya que, además de ser la que más llama la atención, es en la que más invierten. "Cada trabajo presenta dificultades nuevas y muchas veces las piezas que utilizamos son de fabricación única hechas por nosotros".

Reinversión

El dinero que Víctor y Pablo Varcarcel han utilizado para inSense fue gracias un crédito conseguido con un aval de su familia, y desde el primer momento han reinvertido todo lo que iban ganando. Al principio fue especialmente duro, ya que se encontraron con el clásico problema de casi todo emprendedor: necesitas demostrar lo que puedes hacer para que te den una oportunidad, y necesitas oportunidades para demostrar lo que puedes hacer.

www.insense.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo