Diseño, construcción y desarrollo de web y apps bien hechas

Se han especializado en hacer algo tan sencillo y complejo a la vez como hacer web y apps bien hechas.  Su objetivo ha sido y es buscar al principal financiador de un proyecto: los clientes.

image
De izda. a dcha., Álvaro de las Peñas, Chema Larrea y David Shaikh.

Su pasado profesional y emprendedor les ha ido marcando la senda de lo que es Wasabi App Factory. Esta startup, fundada por David Shaikh y Chema Larrea –a los que luego se unió Álvaro de las Peñas–, se dedica a algo tan sencillo y complejo a la vez como es diseñar y construir websites y aplicaciones bien hechas, “porque muchas no lo están de forma correcta y nosotros les damos un toque de calidad y cariño. Adaptamos webs para que sean responsive, que se vean bien en todo tipo de dispositivos: móvil, iPad, ordenadores, etc., y realizamos apps para iPhone, Android, etc.”, explican sus fundadores.

Shaikh y Larrea se conocieron haciendo el Erasmus en Milán. “Empezamos con una solución de mobile ticketing, después hicimos con otra persona una app de social discovery y tras montar otras dos startups, hemos pivotado hacia Wasabi”. Antes de emprender, Shaikh trabajó durante cuatro años en MySpace España y Portugal, en la parte técnica, y Larrea, en la Casa de la Moneda en el departamento de I+D y en el de inteligencia artificial de la UPM. “No hicimos un estudio de mercado como tal. En la anterior startup nos llegaban ofertas para hacer apps y webs; y debido a que esa empresa no funcionaba decidimos montar Wasabi”.

Esa experiencia también les ha servido para la búsqueda de recursos: “Después de dos proyectos en los que invertimos mucho dinero y no obtuvimos beneficios, en Wasabi hemos buscado clientes a los que realizarles apps y webs. Los gastos que hemos tenido son para darnos algo de publicidad, para tarjetas, nombre de dominio, servidores… y alguna comida con clientes”. No han invertido más de 15.000 euros.

www.wasabiappfactory.com

La inversión inicial fue de 1.000 euros

Publicidad - Sigue leyendo debajo