Publicidad joven

Ser joven a veces puede ser sinónimo de inexperiencia, pero también de atrevimiento. ¿Quién montaría una agencia de publicidad en el salón de su casa y con un presupuesto de 0 euros?

image
Empezaron siendo cuatro amigos en un salón. Ahora es una agencia de siete trabajadores.

Los que se lanzaron a algo así fueron Albert Ros, Lluis Rotger, Hernán Loyza e Ignacio Jiménez, compañeros de facultad cuya media de edad no pasa los 24 años. Durante la carrera de Publicidad veían como sus compañeros de profesión se intentaban incorporar al mercado laboral sin éxito. Como tantos otros decidieron crear su trabajo antes de caer en el intento de encontrar uno. Decidieron no esperar a terminar sus estudios para montar una agencia de publicidad y así nació Jirada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Al ser una agencia pequeña, una de sus principales ventajas es la cercanía con la que trabajan con los clientes, y la confianza que eso genera. "Nuestra pasión hace que busquemos soluciones de una forma no convencional adaptándonos a los nuevos medios", explican, apuntando que su visión de las nuevas tecnologías y nuevas herramientas les puede dar un valor añadido que otros con más experiencia no tengan. No todo iba a estar en contra para los jóvenes.

¿Dinero para emprender?

"La inversión inicial fue nula, como mucho destinábamos nuestros pequeños ahorros y las ayudas de nuestros padres en comprar programas y pagar las dietas mientras trabajábamos", confiesan. Eso no les desanimó en absoluto, y tras unos cuantso trabajos a conocidos, consiguieron hacerse con una gran campaña de Nescafé. En un año de trabajo han facturado 120.000 euros, que esperan doblar al finalizar el año.

www.jirada.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo