¿De verdad necesitas abrir fuera?

Que vendas en otro país ya no quiere decir que tengas que abrir una oficina física, ni tampoco que te conformes con traducir tu web.

image
La venta de ropa deportiva ha sido pionera en esta estrategia.

Cuando este mes nos llegó a la redacción de Emprendedores información sobre la startup barcelonesa Restauranting.com.br, un agregador de opiniones, artículos de prensa y blogs sobre restaurantes que busca tendencias gastronómicas en Brasil para brasileños y en su idioma, no hemos movido ni un músculo de la cara.

¿Una pyme barcelonesa que abre en Brasil? ¿Y con oficinas sólo en Barcelona? Pues sí, no nos ha sorprendido porque llevamos tiempo sobre la pista de proyectos españoles de Internet con proyección internacional que abren mercado sin salir de nuestro país. Y no nos referimos a abrir una página web y traducirla a otro idioma, sino a contratar a un equipo nativo del país al que se quieren dirigir, con experiencia en el sector y con una estrategia de marketing digital y de atención al cliente en su idioma, pero ubicado en España.

Nos puso primero sobre la pista la española TradeInn (venta de productos deportivos por Internet), pero luego nos hemos encontrado también con la británica Flashbay, que vende memorias USB personalizadas a empresas.

Exportar el modelo. Precisamente, al responsable del mercado español de esa empresa británica, Alberto Palomar, se le ocurrió que ese modelo de negocio podía servir para vender otros productos en toda Europa desde una única oficina. Buscó un socio y montaron The Ham Market.

Publicidad - Sigue leyendo debajo