¿Esto es una revista o una tienda?

Las tiendas-revistas online Mr. Porter (moda) o Artspace (diseño y obras de arte) están marcando una nueva forma de vender haciendo que los productos entren por los ojos y por la letra.

image
Todos los productos de estas tiendas tienen una historia detrás.

Cuando escribimos hace un par de meses sobre cómo lanzar una startup, uno de las emprendedores que entrevistamos, Álvaro Portela, cofundador de Triitme.com, tienda online española de productos de diseño, nos contó algo que pasó desapercibido en su momento porque nos pareció que resultaba obvio. Portela nos contaba que: “Creemos que para que alguien gaste dinero y compre un producto, no basta con ponérselo delante de los ojos, también se lo tienes que vender: contarle quién lo ha diseñado, cuando, por qué, qué materiales ha utilizado…”. Claro, se llama marketing, pensamos en su día, dándonos más importancia de la que, no nos engañemos, tenemos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El caso es que dejamos pasar de largo esta frase. Hasta hoy, que es cuando nos hemos dado cuenta de lo que quería decir: que en mercados donde es complicado vender online, en los que la competencia es internacional y en los que cada día hay más competidores, tiene que haber una nueva fórmula de competir [esperamos que Álvaro Portela nos perdone esta reinterpretación interesada de sus palabras] y que esa fórmula no es otra que la información. Y la información en forma de revistas adaptadas ahora al medio online.

Atraer miradas. Habíamos visto hacía tiempo las tiendas online Mr. Porter y Artspace, pero las habíamos dejado pasar de largo. Hemos vuelto a echarles un vistazo con otros ojos. Menos mal. Con otros ojos nos hemos encontrado con que Mr. Porter (perteneciente al grupo Net-A-Porter), ha conseguido en menos de dos años generar un tráfico de 1,6 millones de visitantes únicos, 22 millones de páginas vistas mensuales y (esa es otra) que 170 de las principales marcas de moda internacionales vendieran a través de su tienda online.

Que sí, que ofrecen envíos en el mismo día si vives en Londres o en Nueva York y, que sí, que tienen una política de devoluciones gratis en productos de temporada. Y que, vale, envían a todo el mundo e introducen en su catálogo nuevos productos los martes... que sí, que esas estrategias no están mal (guiño), pero lo que de verdad marca la diferencia es cómo ofrecen esos productos a través de un semanario online en el que se puede ‘comprar la historia’.

A ver. Te pueden vender un sueter de cashmere de Massimo Alba por 575 euros a pelo, o puedes leer un reportaje sobre la vida y el trabajo del arquitecto Harry Gesner, ilustrado con fotografías en las que, espera, espera, resulta que luce ese mismo sueter... y como que esos 575 euros ya parecen menos euros. ArtSpace hace lo mismo con el mercado del arte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En dos años, Mr. Porter ha logrado 1,6 millones de visitantes únicos mensuales

¿Te gastarías 14.000 euros más 2.600 euros de gastos de envío en una escultura imposible que parece un gigante descolorido que se ha escapado de un episodio de Fraggle Rock que has visto por Internet? Y resulta que la gente sí que se gasta esa cantidad, y que lo hace porque lo ha leído en una revista online de obras de arte y diseño.

En realidad no es otra cosa que un marchante de arte online, de la misma manera que Mr. Porter no es otra cosa que una tienda de ropa online. Sin embargo...

En esas estábamos cuando nos llaman por teléfono los fundadores de LeTrendy, una tienda online de fundas de diseño para dispositivos móviles sobre la que escribimos hace tiempo, para contarnos que están montando una revista online de estilo de vida. A ver si va a ser tendencia...

Publicidad - Sigue leyendo debajo