Oportunidades de negocio en alimentación

En este sector están en auge las panaderías reinventadas y todo tipo de tiendas que permitan experimentar el producto, las ofertas enfocadas a segmentos olvidados (como los alérgicos) y los bienes artesanales y de ediciones limitadas para recuperar especies casi en extinción. 

El de alimentación es el segmento que mejor está reaccionando a la crisis, en especial las panaderías, que no dejan de reinventarse. Triunfan especialmente los conceptos que explotan la alimentación sana, con propuestas que ayudan a cuidar la línea y el corazón (no hay más que ver el boom que han experimentado los yogures helados). Pero hay todavía hueco para líneas de yogures helados y ecológicos como los que propone Bodevici. Y para supermercados de comida ecológica para masas (buen precio) como los británicos Whole Foods. “En los dos últimos años, el mercado de alimentos ecológicos ha aumentado a nivel mundial entre un 8% y un 10% (frente al 1% de los convencionales) y en España un 25%, el doble que en la Unión Europea”, explica Ana Miño, directora general del portal Biolandia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

También hay hueco para conceptos que presentan una oferta centrada en segmentos hasta ahora desatendidos, como la comida apta para diferentes tipos de alergias (buscando especialmente los que no cubran las grandes superficies, que empiezan ya a atacar el segmento de celíacos) o los productos artesanales que recuperan alimentos a punto de extinguirse (normalmente, producciones locales). Ofertas muy selectas que puedas vender tanto a clientes locales como a turistas. Incluso a clientes corporativos; si tienes un producto de calidad estos lo van a apreciar bien para disponer ellos también una oferta diferencial. Así, el 22% de los ingresos de Pan Creativo Artesano procede de estos clientes. También el 20% de los de Original CV, que ha creado una oferta de tallas pequeñas para empresas y celebraciones (congresos, bodas y comuniones) para animar sus ventas de productos valencianos de todo tipo.

Vivir el local

Idea un concepto que combine un producto de calidad con un entorno que permita vivir el lugar. Crear comunidad. Es lo que han conseguido los fundadores de Toma Café, un pequeño lugar que permite tomarse un excelente café en el local o llevárselo puesto (café para llevar). Y los híbridos, pero buscando cosas nuevas: como un café-cine (Café Kino) o cafeterías para compartir aficiones como la bicicleta “que aquí no existen y en Inglaterra funcionan muy bien”, asegura Llúcia Bernet, propietaria del comercio Ramona Barcelona.

Reinventar el canal

Hay muchísimas oportunidades para quienes sepan reinventar el canal de venta, más que la oferta. O quizás habría que decir para quienes sepan plantear una oferta tradicional con un envoltorio moderno. Por ejemplo, empiezan a surgir conceptos que ofrecen comida a granel (la catalana Granel) para atrapar a un público preocupado por el medio ambiente (eliminar envases) y que busca productos naturales (en este caso, legumbres, arroces, pasta...). Eso sí, estos comercios funcionan porque crean puntos de venta muy originales: la presentación de las legumbres de Granel recuerda más a una tienda de golosinas que a los tradicionales comercios de barrio donde estos productos se presentan en sacos dispuestos en el suelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo