Lápidas con códigos QR

Esta empresa funeraria es innovadora no sólo por su caracter exclusivamente online, sino por ofrecer servicios de personalización de lápidas.

image
Juan Pedro Mellinas ya fundó otra empresa relacionada con la limpieza de tumbas en cementerios.

Si se piensa en personalizar una lápida (un pensamiento no muy común, pero es el tema que nos trata), uno puede pensar en motivos religiosos o en frases de recuerdo. Lo que no viene a la mente es instalar un código QR para que se pueda conocer la memoria del difunto para el que tenga la curiosidad de conocerla o grabar un escudo del equipo de fútbol del que era forofo. Estos son algunos de los servicios que ofrecen lapidasparanichos.com, una empresa funeraria que basa toda su actividad en el entorno online.

Por un estudio que realizaron, se dieron cuenta de que, como ocurre con las bodas, hay una tendencia al alza de servicios laicos frente a religiosos. "Eso explica que se estén dando casos en los que hay gente que prefiere poner en la lápida de un ser querido el escudo de su equipo de fútbol en vez de un crucifijo", cuenta Quique Mora, socio de la empresa.

Pero la personalización de lápidas no es lo único que caracteriza a esta empresa. "Hay personas que en el momento de la muerte de un allegado no tienen tiempo ni ganas de gestionar los temas que tienen que ver con el entierro, por eso nosotros ofrecemos un servicio muy completo", explica Mora. Y es que ellos se ocupan de detalles como el corte de la lápida a la medida del cementerio, la grabación de textos en ella, transporte, colocación y pago de las tasas en cualquier cementerio de toda España.

Esta startup es en realidad la unión de varias partes. A la consultoría de Quique Mora -otropuntodevista.com- y a la empresa Mármoles Valencia se unió el emprendedor Juan Pedro Mellinas y entre las tres partes comenzaron el proyecto en octubre de 2012. "Es un sector muy tradicional con una mentalidad muy conservadora y muchos de nuestros clientes potenciales no son compradores habituales online. Intentamos suplir esa desconfianza con sellos de confianza, pago seguro y opiniones de clientes".

Con casi un año de vida, esperan llegar a finales de 2013 con una facturación en torno a los 250.000 euros. Centrados sobre todo en mejorar su oferta actual, piensan también en invertir en otros proyectos en paralelo dentro del mismo sector cuando consigan más estabilidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo