De página de Facebook a startup

Empezó creando una página en la red social para encontrar trabajo y un año después ha dado el salto a una web.

image
Juancho Menéndez va adaptando su página web dependiendo de la aceptación entre los usuarios.

Hace un año contábamos en Emprendedores la historia de Juancho Menéndez, un asturiano que decidió crear una página de Facebook para cambiar de trabajo y agregó a sus amigos para que le avisaran si veían alguna oferta. Sus amigos agregaron a otros contactos y se fue corriendo la voz hasta convertirse en un grupo de casi 20.000 miembros en el que la gente subía ofertas ya no sólo para el creador, si no para otros miles de desempleados de Asturias y del resto de España.

Juancho nos contó que aunque muchos otros habían encontrado trabajo, no era su caso, pero que elaboraba un plan de negocio para un proyecto que quería llevar a cabo relacionado con el grupo de Facebook. Ese proyecto se llama grupodeempleo.es y salió en fase beta en junio de este año. El planteamiento es el mismo, que los usuarios cuelguen ofertas que vean y que no les interesen a ellos para dar la oportunidad a otras personas. "Veía algunas carencias en el grupo que se podían solucionar en una web y además quería independizarme de la red social", afirma Menéndez.

Aunque no ha cambiado sólo en eso. En su página ofrece servicios gratuitos de asesoramiento legal, jurídico y psicológico, de forma privada y personalizada. Con esta nueva vía de negocio también se ha abierto a la rentabilidad, y de momento ingresan por publicidad. Para más adelante cuando tengan más tráfico -en tres meses han pasado de las 20.000 visitas- esperan exprimir su sección de consultas y crear un apartado premium o un espacio para que empresas de formación presenten su oferta.

Hasta ahora la inversión ha sido de unos 6.000 euros de fondos propios y buscan financiación privada para seguir ampliando la idea. "Para ello cuento con la ayuda de Javier Otero, el programador que desarrolló la web y que me asesora tanto en los servicios y utilidades de ésta como en las reuniones con inversores", explica Menéndez. Después de tanta insistencia, Juancho no ha cambiado de trabajo a otra empresa, pero al final ha conseguido fabricarse el suyo propio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo