A domicilio y de confianza

Servicios a domicilio ofrecidos por profesionales y centralizados en una sola plataforma.

Esa es la carta de presentación de Kasablanca, puesta en marcha por Marisa Guijarro y Juan Carlos Herrero, y con el apoyo de Susana Barturen, como directora de proyectos.

“Hicimos un pequeño estudio y nos dimos cuenta que para las personas mayores no había ninguna página que se dedicara a ofrecerles servicios que no fueran para personas enfermas. Nuestra idea era dirigirnos a gente mayor sana (nosotros lo seremos pasado mañana). Esa imagen de que las personas a cierta edad siempre están enfermas hace mucho tiempo que no corresponde a la realidad. Ahora, las personas, a partir de los 60 años, están llenas de vida y de ganas de hacer cosas. Después nos dimos cuenta que, aunque todo el mundo quiere llegar a mayor, nadie quiere serlo, por lo que nuestra idea inicial de dirigirnos a personas mayores cambió por hacerlo para todo tipo de público. En realidad, los servicios que ofrecemos van dirigidos a todos los que tengan ilusion”, subraya Guijarro. “Hemos visto algunas páginas que ofrecen servicios, pero no se parecen nada a Kasablanca. Los profesionales que trabajan con nosotros aparecen con foto, nombre y un pequeño CV para que se ponga cara al profesional responsable del servicio que se demanda. No queremos que la gente abra una puerta sin saber quien esta detrás. Ofrecemos confianza”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Prevén facturar unos 60.000 euros.

Web: www.kasablanca.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo