Y esto luego lo tienes que transportar

En muchos sectores surgen empresas que no se paran a pensar que ese producto que han diseñado tiene que tener un precio, ser fácil de fabricar y que hay que transportarlo.

image
Daniel Mayo, fundador de Vivood, en primer plano.

Quieres saber un truco para salir en Emprendedores? Ahí va: no nos digas que eres una empresa líder de construcción modular (hemos conocido medio docena en los últimos dos años). Por ejemplo, dínos: “Hemos diseñado un sistema industrializado de fabricación de casas en el que desde el modelo de cinco metros cuadrados hasta el de 20, tienen una estructura común y el 60% de las piezas de la casa son las mismas. Y eso nos ha servido para poder ahorrar costes”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ah, y no te olvides tampoco de decirnos: “Nos basamos en el modelo de venta IKEA. Lo planteamos como un mueble grande que se vende por piezas, que es fácil de transportar y que el cliente puede montar él solo. Y luego damos opciones de transporte y montaje. Está claro que si una casa te cuesta 5.000 euros y luego el transporte te cuesta 3.000 euros, no salen las cuentas”. Si nos cuentas todo esto, seguro que nos va a llamar la atención. Es lo que ocurrió con Daniel Mayo, cuando nos llamó para hablarnos de Vivood.

Vivood: Una casa-navaja suiza

Publicidad - Sigue leyendo debajo