Los ‘gorrillas’ de Silicon Valley

image
Avisas de tu punto de destino y ellos se ocupan de aparcar ese pedazo de C3 de diez años que quita el sentío de lo cuidadito que lo tienes en una red de aparcamientos con los que tienen acuerdos.

Hay profesiones que se pueden elevar de categoría. Se pueden elevar hasta la categoría de servicio. Qué decimos de servicio, de startup cocinadita en Silicon Valley. ¿Por qué no elevar a la categoría de startup, por ejemplo, el negocio sumergido de los gorrillas? Venga, sabemos que estás harto de buscar un sitio donde aparcar cuando sales los fines de semana. Que el sistema de la ORA no siempre funciona, que no siempre te cuadra dejar el coche en un parking público, privado o concertado.

Pero también sabemos que tampoco te hacen gracia los gorrillas a los que si no les das un eurito cuando te sugieren un milagroso espacio en la calle, ay, tío, te rallan la pintura. Ah, y sabemos que te dan miedo los aparcamientos por la noche. ¿Qué te parece que un tipo bien vestido, con el porte de un mayordomo inglés, te espere en la puerta de ese lugar al que vas y te recoja las llaves y se ocupe de aparcarte el coche? Este es el negocio que ha lanzado la norteamericana Caarbon. Te cobran seis dólares por hora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo