¿Sabes?, en los aeropuertos se sigue vendiendo

Nunca sabes dónde vas a encontrar una idea de negocio. En serio.

Para contarnos su proyecto, hace unas semanas nos escribió a la Redacción José Antonio de la O., un ingeniero granadino afincado en Toulousse, cofundador de la startup francesa Trencube, que desarrolla sensores que permiten detectar los smartphones que entran en una tienda y que ha desarrollado una herramienta de análisis de tráfico que simula Google Analytics “pero para el mundo real”. El caso es que nos llamó la atención –varios emprendedores llevan una década tratando de dar con la clave en este mercado y hasta ahora nadie ha conseguido llevarse el gato al agua– y nos pusimos a investigar un poquito más sobre este negocio.

En una entrevista con el diario francés La Tribune para explicar su proyecto, Guillaume Lebret, cofundador de este negocio, comentaba que les había soprendido que se hubieran interesado por su proyecto aeropuertos y estaciones de tren. ¿Aeropuertos? ¿Pero no estaba ya todo inventado? La verdad es que nunca nos habíamos para a pensar en marketing para el retail de los aeropuertos. Y resulta que hay vida en el marketing en estos espacios más allá de la rotación de productos según tráfico. Resulta que las ventas en las tiendas de los aeropuertos están creciendo a un ritmo del 12% anual desde 2009, según un reciente informe de la consultora Verdict Retail, que prevé que en los próximos cinco años crezcan en torno a un 73%.

Happy hour vuelo cancelado

Distintos aeropuertos, según la consultora internacional Platt Retail Institute, están experimentando, por ejemplo, con promociones cuando se cancelan vuelos (como el Aeropuerto de Filadelfia, en Estados Unidos, que tiene locales que introducen el happy hour cuando hay retrasos en un vuelo para los pasajeros de esa aerolínea), con programas de fidelización específicos paralelos a los de las líneas aéreas (como el Thurgood Marshall Airport de Baltimore), con catas de productos que van más allá de la exposición de vehículos de alta gama (las tiendas de ropa en la nueva Terminal 2 de Heathrow tienen terminales con información sobre los vuelos) y se están comenzando a interesar por los puntos de recogida (algunas tiendas se están comenzado a plantear convertirse en puntos de recogida de productos para no tener que andar dejando las bolsas en el hotel). Y si hay este movimiento, habrá interés en que alguien les asesore, alguna agencia de marketing que abra una nueva línea de negocio para atender a este público...

¿La verdad? No se nos habría ocurrido echarle a un ojo a este sector si no fuera por el correo de Trencube.

Publicidad - Sigue leyendo debajo