La tecnología de Domoblue innova en la telefonía móvil

Invirtieron 6.000 euros para empezar. A los tres meses obtuvieron una inyección de capital de un inversor particular de 200.000 euros y hace un año ampliaron su capital con un millón de euros. No les falta dinero y tampoco negocio.

Venían de trabajar juntos en una de las principales operadoras de telefonía y “decidimos montar un proyecto en el que aportáramos valor con nuestra experiencia. Empezamos a trabajar en domótica como un operador de servicios. Sólo fabricamos productos para aplicarlos a nuestra oferta”, aclara Carlos Cabezas, fundador junto a Javier Rodríguez de la compañía valenciana Domoblue. Y con esa mentalidad han desarrollado su negocio: “Pensamos que cuanto mejor controlemos nuestro producto mejor será el servicio”, reitera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Diversas aplicaciones
El despegue de esta empresa se apoyó en la patente de un sistema de control eléctrico para domótica. “Nuestra ventaja se basa en nuestro know-how de tecnología (bluetooth, GPRS, GSM, SMS…), al que damos distintas aplicaciones”. Una de ellas nació hace dos años a raíz de la petición de un fabricante de paneles fotovoltaicos que necesitaba una aplicación que evitara el robo de sus paneles. “Desarrollamos un localizador de GPS para detectar los hurtos. A partir de ahí, diseñamos nuestra propia línea de localizadores conectados al móvil. Con ellos entramos en el sector de la automoción para el control y localización de vehículos”, explica Carlos.
En esa misma línea, un proveedor les animó a participar en un concurso público que había quedado vacante para un sistema de préstamo de bicicletas. “Creamos un sistema que permite gestionar el servicio a través del móvil. Empezamos en Albacete y lo hemos aplicado también en ocho ciudades más y en otros 50 pueblos”.

www.domoblue.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo