Del papel pintado... al papel por pintar

Este mes nos hemos encontrado con una empresa canadiense a la que de verdad le gustan los niños. Incluso cuando armados con todo tipo de artilugios deciden trasladar su creatividad a las paredes.

Este mes nos hemos encontrado con una empresa canadiense a la que de verdad le gustan los niños. Incluso cuando armados con todo tipo de artilugios deciden trasladar su creatividad a las paredes. Y a eso, precisamente, se dedican: a fabricar rollos de papel para que se pinten y se puedan borrar (de verdad) y cambiar fácilmente. Han creado, incluso, colecciones de diseños para colorear (www.rollout.ca).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Básicamente, lo que han hecho ha sido trasladar al papel pintado todas las fórmulas de los cuentos infantiles para pintar y colorear. La empresa se llama Roll Out y también se dedica a fabricar papel pintado personalizado, como hacen algunas empresas españolas del sector. A nosotros nos parece que la línea de negocio que tiene en cuenta a los niños no tiene por qué limitarse únicamente a las paredes. Imagina también que se pudiera trasladar el concepto a todos los muebles de la casa e incluso a la tapicería del coche. No nos digas que la cadena IKEA no le podría sacar partido a una línea de tapicería para niños con inquietudes artísticas. ¿Conoces algún niño que se conforme con pintar en una hoja de papel?

Publicidad - Sigue leyendo debajo