Un buen momento para crear negocios móviles

La popularización de los smartphones y el auge de los tablets ofrecen oportunidades nuevas en todos los campos.

Estamos en el momento perfecto para emprender en un negocio relacionado con la movilidad, sea telefonía o tablets. España es el segundo país del mundo en penetración de este tipo de terminales, sólo por detrás de Reino Unido. Y hacemos buen uso de ellos. El 20% de la población internauta se conecta a la Red a través del móvil, nueve puntos por encima del 11% de la media de la UE.

Un salto de gigante

Los datos confirman que ese ha dado un salto de gigante en la popularización de estos terminales, pero también lo hemos dado en la forma de utilizarlos. Los españoles utilizamos nuestros móviles para realizar una búsqueda cuando vemos un anuncio en un medio tradicional o en una tienda (esto cambia radicalmente la forma de comunicación de las empresas con sus potenciales clientes). También lo utilizamos para buscar información local, una de las principales potencialidades de los móviles frente al ordenador: la geolocalicación. Pero nos falta todavía dar el siguiente paso: comprar.

La tecnología y el uso que hacemos de ella van más rápidos que las empresas y los negocios. No podemos permitirnos que el usuario esté en la calle, quiera acceder a nuestro negocio y no tengamos adaptada una página o una aplicación para ofrecérsela. Hay muchísimas posibilidades a nivel tecnológico para aprovechar este momento, pero apenas existen contenidos que ofrezcan al usuario una buena experiencia.

Negocios para todos

En definitiva, queda mucho por hacer. Y lo más curioso es que gran parte de los que ya han dado el paso para aprovechar estas oportunidades son emprendedores sorprendentemente jóvenes.

La respuesta a la mayor parte de estas nuevas necesidades se están ofreciendo con el desarrollo de apps. Por eso, las aplicaciones protagonizan una gran parte de los contenidos. No obstante, hay también oportunidades en adaptaciones de páginas web, en m-commerce, educación, contenidos, turismo... Lo que significa que no hace falta ser un ingeniero informático para aprovecharlas. De hecho, los equipos que triunfan en este mercado son absolutamente multidisciplinares: ingenieros informáticos, licenciados en ADE y expertos en el sector concreto al que se dirigen. Lógico, ya que estamos en un momento en el que los negocios son más híbridos que nunca.

Otra buena noticia: muchos de estos proyectos se pueden crear con un capital social relativamente asequible (25.000 euros), la mayoría aportado por los fundadores. También hay negocios punteros, como las pocas pymes españolas que trabajan en NFC o realidad aumentada, que han invertido entre 300.000 y 800.000 euros en negocios con proyección internacional y que explotan la idea casi en solitario.

Todas las potencialidades

La popularización de los smartphones y el auge de los tablets ofrecen oportunidades nuevas en todos los campos: desde el desarrollo de aplicaciones a la educación, el m-commerce, el turismo o el marketing móvil. Estamos en un mercado en el que está todo por hacer y, lo más soprendente, sacar adelante muchos de estos proyectos no requiere una alta inversión.

En pocos años hemos vivido el boom de las apps y los juegos adaptados al móvil, luego llegó la fiebre del nuevo marketing que traen los códigos QR, pero falta el paso fundamental: la seguridad en los pagos. Uno de los mejores es la tecnología NFC, que permite la comunicación inalámbrica entre dispositivos electrónicos a corta distancia (menos de 10 centímetros). Y todo parece indicar que será la que finalmente se implante. Algunas oportunidades de interés son:

Lectura de datos. Funciona de un modo similar a los códigos QR. Con el código QR, lo escaneas y te lleva a una dirección web. NFC funciona con etiquetas que están equipadas con un chip y una antena. Acercando el móvil a la etiqueta, extraes información. Bodegas Torres lo utilizó en sus botellas para ofrecer información, una nota de cata. También se pueden ofrecer servicios en los que se puedan aplicar. Por ejemplo, en la parada de Metro, para saber a cuándo vendrá el próximo tren o en un evento, para acceder a un anuncio publicitario.

Conexión con otros aparatos. La tercera pata del nicho de NFC es la conexión entre dos aparatos equipados con esta tecnología y se utiliza para transferir datos. Si tengo fotos que he hecho, toco la impresora y las imprime. También sirve para utilizar el móvil como las llaves de casa, para acceder a hoteles (en Suecia ya se ha implantado), para conciertos...

Publicidad - Sigue leyendo debajo