¡Buena idea! Un telediario para cada pueblo

A modo de Whatsapp te avisan de los dos telediarios que realiza, en cada pueblo, un profesional de la información.

image
Integrantes del equipo de Baandú

Francisco Javier Martínez Medrano estuvo emitiendo en directo toda la noche, hasta que Canal Nou fundió definitivamente a negro. El día siguiente, sábado, lo pasó durmiendo y el domingo se levantó decidido a montar baandú, una agencia de noticias de proximidad con la que pretende crear una red de periodistas locales y poner en valor la profesión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Adaptando formatos tradicionales al smarphone, lo que Baandú ofrece a las audiencias locales es la opción de recibir y seguir a través del móvil informativos diarios, notificados a modo whatsapp, con las 5 principales noticias de su núcleo de población. La edición es doble, una primera a las 8 de la mañana y otra a las 20.00 h. Los contenidos, además de un texto que se adapta a la lectura de estos dispositivos, pueden incluir también fotos y vídeos que requieren una atención máxima de 40 segundos. “Igual no es lo que no gustaría hacer, pero es por donde van las cosas”, aclara Francisco Javier Martínez, CEO de Baandú, a cuyo proyecto se sumaron otros compañeros de Canal Nou como David Zamora, CTO. La empresa la integran ahora 3 accionistas mayoritarios (91% del capital) y 3 accionistas trabajadores (3% cada uno).

Todos los corresponsales son periodistas a quienes ofrecen la opción de facturar a través de su plataforma, al comienzo, y hacerse autónomos cuando alcanzan ya una determinada suma de ingresos en concepto de publicidad. A modo de franquicia, el periodista informa de su zona de actuación en exclusiva, aunque se le permita compagina varios trabajos. La idea es ir sumando audiencias locales hasta alcanzar masa suficiente para aspirar a grandes campañas de publicidad, teniendo en cuenta que la media de consultas diarias en el teléfono móvil es de 200 veces por persona.

Red de cronistas locales

Desde que naciera Baandú, en enero de 2016, se ha extendido ya a 13 pueblos, con más de 13.000 usuarios y 800.000 impresiones mensuales. El MVP (Producto Mínimo Viable) se validó en Cheste (Valencia) donde, en apenas 2 meses, consiguieron un 17% de audiencia. Pronto se sumarán a la red otras 5 localidades con otros tantos periodistas profesionales que centrarán los contenidos en lo social. “Nadie va a entrar a Baandú para informarse de un atentado con decenas de muertos, sino para buscar quién será la reina de las fiestas de ese año, los debates plenarios en el Ayuntamiento o los horarios de los eventos. Eso está ya más que demostrado”, aclara Martínez Medrano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cierto que en estos pequeños núcleos, las redes sociales, especialmente facebook, han terminado supliendo la ausencia informativa de la televisión local, pero la idea es delegar el ejercicio de la información en los profesionales. Los cronistas son quienes se encargan de seleccionar, montar y editar las noticias a través de la plataforma, sin ningún tipo de filtro, y contando con el apoyo de la redacción central, en caso de enfermedad o si requiere refuerzos en un momento determinado. “A nosotros nos interesa tanto como a él que el negocio le funcione. Hay una absoluta simbiosis. Es un medio creado por periodistas y pensado para periodistas”.

Responsive al revés

Señala también Martínez Medrano, como una de las particularidades de Baandú, la de ser el primer medio de comunicación nativo digital para móviles. “Hasta ahora, los medios tradicionales se han ido adaptando, primero a la web y, después al móvil, pero lo nuestro es un responsive al revés. Es decir, hemos diseñado todo el modelo basándonos en el móvil y, luego, migraremos a la web”. Destaca también el CEO la inmediatez de la carga de los contenidos y las ventajas publicitarias que ofrecen a los anunciantes locales, dado que sus tarifas son mucho más económicas que, “por ejemplo, una campaña de buzoneo, además de reducir el consumo de papel”.

Martínez Medrano, con 17 años de experiencia como periodista profesional, está convencido de que “la herramienta es brutal” y lo avala afirmando que “en 4 meses hemos conseguido una audiencia mínima de 13.000 usuarios mensuales y al tercer mes, cuando no esperábamos facturar nada, facturamos 1750€. La idea es cerrar el año con, aproximadamente, 70.000€”. Entre sus clientes cuentan ya con Aguas Nestlé o Carrefour Express. En cuanto al perfil de usuarios, habla de una mayoría de personas de entre 35 y 65 años, aunque los tienen de todo tipo. Asimismo, la experiencia les dice que, por ahora, cuanto menor es el pueblo, mejor funciona la aplicación.

Escalabilidad tienen. Les quedan por delante miles de pueblos de implantación y tiempo para ir pensando mientras si tendría sentido la réplica en grandes ciudades o habría que abordarlas de manera diferente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo